28/12/2018

Libro del Mes: Cuento de Navidad

Cuento de Navidad

La frialdad que tenía dentro había congelado sus viejas facciones y afilaba su nariz puntiaguda, acartonaba sus mejillas, daba rigidez a su porte; había enrojecido sus ojos, azulado sus finos labios; esa frialdad se percibía en lafrialdad de su voz raspante.” Así es descrito Ebenazer Scrooge ya que, como no podía ser de otra manera, hablar de Dickens en navidad, es hablar de la que posiblemente sea su obra más conocida: “Cuento de Navidad”.

Cuento de Navidad: Sinopsis

Cuento de NavidadScrooge, viejo avaro y seco como la corteza de un pino, odia la navidad tanto como aborrece los gastos innecesarios. De carácter ruin y mezquino, la noche de navidad recibirá la visita del fantasma de su amigo y socio Marley, tan avaro como él en vida, que le advertirá del error de seguir obrando así y de la visita de tres espíritus antes de terminar la noche que le darán la oportunidad de convertirse en un alma en pena como él.

Scrooge, incrédulo hasta el último momento, recibirá la visita de los tres espíritus que le mostrarán su pasado, el presente y el futuro, dándole una oportunidad de enmendarse antes del día de su muerte.

Cuento de Navidad: el libro

Charles Dickens escribe y publica “A Christmas Carol” o como se le conoce aquí “Cuento de Navidad” allá por el año 1843, en plena época victoriana, época en que la navidad está en pleno auge. Algunos dicen que por la popularización del árbol de navidad que llega al Gran Bretaña en el siglo XVIII y por el interés que vuelven a suscitar los villancicos a principios del XIX, pero lo cierto es que “Cuento de Navidad” no es el primer libro que Dickens dedica a estas fiestas. En 1835 realiza la primera incursión en el periodo navideño con su obra “Christmas festivities” a la que seguirán otras posteriormente hasta llegar a la que tratamos aquí.

Davis, estudioso de su obra, dice que en “Cuento de Navidad” quedan reflejados todos los estereotipos que Dickens ha venido reflejando a lo largo de los cuentos anteriores dedicados a la navidad. Estereotipos que este conoce muy bien por haberlos vivido en primera persona y que aparecen en toda su obra, de hecho, cuando comienza a escribirlo este se encuentra atravesando una crisis económica.

El libro, escrito en seis semanas, está escrito a corazón abierto con el objeto final de que la sociedad británica fuera consciente de aquellos que luchaban por sobrevivir en la parte más baja de la escala social, algo que a día de hoy sigue ocurriendo en cualquier rincón de nuestro mundo actual.

Si sois de los que os gusta escuchar más que leer, echarle un oído a esta versión hablada que la Cadena Ser preparó, genial. Aquí

Cuento de Navidad: influencias

Los estudiosos de la obra de Dickens nos dicen que este no fue el primero en  tratar el tema de la navidad en sus obras por aquellos años, de hecho dicen que la mayor influencia la tuvo del escritor Washintong Irving que en 1820 describió través de algunos relatos la navidad tradicional inglesa que a Dickens tanto le gustaba y que entendía ayudaría a que la sociedad inglesa recuperara la armonía social que se había perdido con la llegada de la modernidad y la Revolución Industrial.

Dickens también se vio influenciado e inspirado por cuentos y nanas que guardaban relación con la navidad y que este adoraba por sus enseñanzas de transformación de la persona.

Aunque si algo le influyó de verdad, fueron las pésimas condiciones de la población de clase social más baja y sobre todo, de los niños que se vieron muy afectados por la llegada de la Revolución Industrial. Implicado emocionalmente, realizó diversas campañas de concienciación mediante charlas y conferencias, llegando a la conclusión de que la forma más efectiva y multitudinaria de llegar al pueblo era trasladar la triste y cruda realidad a través de un cuento. Y así fue ya que “Cuento de Navidad” está considerado como una obra que refleja fielmente la sociedad en que se mueve Dickens que conoce a la perfección Londres como consecuencia de los largos paseos que da anotando mentalmente todo lo que ocurre a su alrededor.

Cuento de Navidad: no todo fue un camino de rosas

Debido a los malos resultados de su última obra, los editores no estaban por la labor de publicar “Cuento de Navidad” hasta el extremo de que, Dickens, se comprometió a correr con los gastos de la publicación a cambio de un porcentaje de los beneficios. Pero aquí no acabaron los problemas. El papel de la primera edición era un desastre, obligando Dickens a que se volviera a editar con otro de mejor calidad y con un color más aceptable que junto con otros problemas de edición hicieron pensar que la aceptación del libro sería un desastre.

Pero nada más lejos, los seis mil ejemplares de la primera edición volaron antes de nochebuena obligando a reeditar la obra que mantuvo un buen nivel de ventas hasta bien entrado 1844 y a pesar de todo esto, los beneficios obtenidos por Dickens no fueron los esperados.

No obstante, la acogida fue muy favorable incluso ante los críticos literarios, llegando a considerarla como “patrimonio nacional”, aunque ante sus virtudes literarias algunos ponían el punto negativo en lo esmerado de la edición final que encarecía sobremanera el libro, impidiendo así que llegara a las clases sociales más bajas, aquellas en las que se cebaba la pobreza y miserias de una creciente  industrialización. Resaltar que Dickens llegó a realizar lecturas públicas de la obra par que llegara a todo el mundo.

Cuento de Navidad: adaptaciones

Si hay una obra que se ha adaptado más veces a la gran pantalla es sin duda “Cuento de Navidad”. La primera vez que se lleva al cine es la realizada en 1901 por el director Walter R. Booth  ”Scrooge or Marley’s Ghost”  donde es el propio Marley es el que le hará viajar desde el pasado hasta el futuro.

Cuento de NavidadPero enumerarlas todas sería demasiado. Andan por las diecisiete adaptaciones, sin tener en cuenta las series, dibujos animados, teatro y demás. Aunque de entre todas yo, personalmente, destacaría dos: “Los teleñecos en cuento de navidad” que Brian Henson dirige en 1992 y no me preguntéis porqué, pero los muñecos de Henson, sobre todo Peggy y Gustavo,  forman parte de mi historia personal; y una segunda “cuento de navidad” con personajes digitales que Zemeckis dirige en 2009 y que considero una de las adaptaciones más fieles al libro de Dickens, con un magnífico doblaje por parte del actor Jim Carrey que protagoniza a Scrooge y a los tres espíritus que le visitan.

Por cierto, de la adaptación a comic en la que por culpa de Scrooge que a través de su contacto convierte a todo el que toca  en zombis, no hablaremos.

En fin, hasta aquí, estas pocas líneas para daros a conocer esta pequeña joya de la literatura universal con las que espero todos reflexionemos para no caer en la acumulación y el egoísmo que nos lleva inexorablemente a la soledad, una soledad que nos acompañará a pesar de encontrarnos rodeados de gente.

Sed buenos… y leed mucho. Ah! Se me olvidaba ¡Feliz Navidad!

Poco influían en Scrooge el frío y el calor externos. Ninguna fuente de calor podría calentarle, ningún frío invernal escalofriarle. Él era más cortante que cualquier viento, más pertinaz que cualquier nevada.



Avatar
Acerca del autor:

Jesús Coronado nace un mes de octubre de 1961. Los libros caen en sus manos muy pronto por culpa de su madre, aunque en esto de escribir tarda algo más, unos cuarenta años. Asesor fiscal de profesión, utiliza la poesía y el relato negro para distraer su mente de los números y leyes que forman parte de su devenir diario. Le gusta leer todo tipo de géneros literarios, aunque siente predilección por la fantasía y la ciencia ficción. Algunos de sus escritos se encuentran en un pequeño blog que quisiera frecuentar más.

info@cajadeletras.es