09/12/2016

El autor del mes: Shirley Jackson

El autor del mes: Shirley Jackson

La autora que nos ocupa este mes es Shirley Jackson. Nació en San Francisco el 14 de diciembre de 1916. Se graduó en 1940 en la Universidad de Syracuse, donde se involucró plenamente en las revistas estudiantiles que circulaban en la misma, publicando su primera historia, el cuento “Janice”.

Fue precisamente este cuento el que hizo que Stanley Edgar Hyman se acercara a ella en la universidad, allá por el año 1938, y ya no se separara de ella hasta su muerte. Hay que mencionar que Hyman llegó a ser un intelectual influyente y un reputado crítico literario; Shirley Jackson, una importante escritora.

Madre de cuatro hijos a los que adoraba, Shirley Jackson falleció a los 48 años mientras dormía la siesta. Un ataque al corazón se la llevó una tarde de 1965. Una etapa de ansiedad, anfetaminas, alcohol y dos paquetes de tabaco diarios quizás fueran la razón. Algunos dicen que fue la obesidad, el asma y la artritis. Pero la verdad es que murió de autentico miedo debido a sus problemas mentales que, según sus propias palabras, “le impedía confiar en mis propias reacciones y opiniones; todo cambia de un día para otro sin ningún sentido de la proporción…”.

Lo cierto es que en sus libros, y sobre todo en sus relatos, deja su experiencia de vida, sus miedos, sus enfermedades, sus adicciones, incluida su tremenda afición al ocultismo. Todo esto aún sigue pululando por las páginas de sus libros.

Las obras de Shirley Jackson

Jackson no solo fue una prolífica autora de relatos, sino que también cuenta con varias novelas e incluso algunos trabajos dedicados a los niños. La primera de sus novelas, “The Road Through the Wall” vería la luz allá por el año 1948 y, como dato curioso a comentar, es que la escribió mientras estaba embarazada de su tercera hija.

Dicen que hasta el propio  Stephen King es admirador de su obra, incluso reconoce haberse visto influenciado por ella. Y no me extraña. El relato que quizás sea el más  conocido de Jackson es  “La lotería”. Fue publicado en 1948 en el periódico “The New Yorker”. Los acontecimientos que narraba transcurrían el día después de su publicación, el 27 de junio, y su lectura causó una gran conmoción entre sus lectores, que inundaron la redacción de cartas solicitando la baja de sus suscripciones e incluso que se despidiera a  aquella “junta letras”. Había tocado de forma subversiva a la democracia americana con una práctica cruel en algunos lugares de la América profunda. Y es que Jackson era una gran conocedora de una realidad que la envolvía y no le gustaba, por eso en toda su obra manipula de forma magistral lo cotidiano hasta convertirlo en algo inquietante y terrorífico.

Es por esto por lo que se le tiende a clasificar como escritora de terror, pero Jackson no se limita a este género. Escribe relatos alegres y mundanos que alterna con los que le han dado la fama y en los que muestra su experiencia como madre de cuatro hijos a través de una prosa ligera, sin sentimentalismos pero con una gran veracidad de lo que suele clasificarse como «normal».

Las recopilaciones de algunos de sus mejores relatos como “La Lotería” o “Siempre hemos vivido en el castillo” siguen siendo reeditados una y otra vez, así como algunas de sus novelas “The Haunting of Hill House” quizás la más conocida y aclamada, fue la que le dio fama en vida, tanto a nivel público como de la crítica.

Lo cierto es que merece la pena adentrarse en su obra y leerla con detenimiento para observar cómo no hace falta la aparición de espíritus y monstruos para que el miedo se cuele en nuestras mentes, sólo hay que ver lo cotidiano con otros ojos, los que Shirley Jackson tenía para hacer surgir nuestros más bajos instintos en el día a día, convirtiendo algo tan simple como la desaparición de un marido el día de su boda, en una búsqueda hacía la verdad de algo que se mantenía oculto o hasta qué extremo nos puede crear desconfianza una simple conversación en el tren con un desconocido. Y es que, como decía su autora, “nunca estamos a salvo de ese giro que convierte la tranquilidad en la agitación que cada uno experimenta para sus adentros”.

Bueno hasta aquí el autor de este mes. Espero que vuestra vida de un giro inesperado y os apliquéis en la lectura.

Que diciembre os trate bien. Sed buenos y leed mucho.



Avatar
Acerca del autor:

Jesús Coronado nace un mes de octubre de 1961. Los libros caen en sus manos muy pronto por culpa de su madre, aunque en esto de escribir tarda algo más, unos cuarenta años. Asesor fiscal de profesión, utiliza la poesía y el relato negro para distraer su mente de los números y leyes que forman parte de su devenir diario. Le gusta leer todo tipo de géneros literarios, aunque siente predilección por la fantasía y la ciencia ficción. Algunos de sus escritos se encuentran en un pequeño blog que quisiera frecuentar más.

info@cajadeletras.es
1