Carlos Calleja

Cómo publicar una novela a cuatro manos

Trucos de escritor

Un tema que he pensado que os puede resultar muy interesante es el de cómo publicar una novela a cuatro manos fase a fase. Para la mayoría de vosotros esta lección estará más que controlada, pero estoy seguro de que muchos otros escritores aún no habréis discurrido por este sendero. Me llamo Carlos Calleja y escribo cosas. Cosas de fantasía. Cosas a cuatro manos. Hoy quiero contaros cómo ha sido mi experiencia, junto con mi compañero de escritura Jaime Abad, hasta la autopublicación de mi segunda novela «El Libro de los Elegidos».

Breve descripción

Para los que no la conozcáis, El Libro de los Elegidos es mi segunda novela. Como os decía, la primera autopublicada en Amazon. Es una obra que aúna fantasía de vampiros (ficción gótica con un toque de Vampiro: La Mascarada) con unos sutiles toques de histórica (mi compi Jaime es licenciado en Historia). Su longitud es de unas 150 mil palabras, unas 420 páginas, y consta aproximadamente de 85 capítulos, narrados desde 6 puntos de vista diferentes (los de los personajes que nos iremos encontrando durante la lectura).

Obviamente, el párrafo anterior, este info dumping infame, sirve para colocaros en situación, para que sepáis de antemano cuál es el resultado de todas las fases que a continuación se describen. Descubre cómo publicar una novela a cuatro manos a través de nuestro viaje.

El germen de la novela: la idea controladora

¿De dónde surgió la idea de escribir juntos? Un flash que compartí con Jaime se podría decir que fue el detonante de su increíble capacidad inventiva. Vaya por delante que él es el ingenioso, el que tiene la chispa de la creación, y yo el currela detallista que pica horas y horas en la mina. No ha resultado mal equipo…

De esa primera pincelada surgieron los dos personajes sobre los que recae la trama más romántica del libro. ¿Os imagináis llegar a un sitio por primera vez y que todo el mundo allí os conozca? Algo parecido nos encontramos en el capítulo primero de la obra.

Planificación

Si planificar, al menos para mí, es algo de vital importancia antes de lanzarme a escribir, en este caso, donde éramos dos las personas implicadas, resulta todavía más imprescindible. Una vez que teníamos la historia principal, tuvimos que crear un mundo a su alrededor. Tratándose de vampiros, toda una mitología, una genealogía y, cómo no, también unos rituales y objetos de poder que articularan su existencia.

Todo esto surgió a lo largo de muchos cafés, muchas tardes soltando ideas aquí y allá. Esa es una de las claves de cómo publicar una novela a cuatro manos.

Briconsejo literario: No tengáis prisa por poneros a escribir. El worldbuilding, la ambientación en la que se basa vuestra historia tiene que estar bien asentada y ser perfectamente conocida por las dos partes. Podéis usar scrivener (Google Drive compartido en nuestro caso) para recopilar y tener siempre a mano todas esas ideas culturales, políticas, etc. que necesitéis.

Como resultado de la fase de planificación, además de unas cuantas leyendas y relatos sueltos, obtuvimos una excel en la que listábamos los capítulos, una idea somera de lo que iba a ocurrir en cada uno de ellos, en qué fecha discurrían los hechos contados y el narrador escogido para cada escena. Ya teníamos el armazón de la trama.

Escritura a cuatro manos

Para escribir un libro a cuatro manos, varias son las formas que pienso que funcionan bien. Tal vez os podéis dividir personajes (puntos de vista) para que los estilos de los narradores cambien con el autor. Otra manera puede ser, sobre todo si trabajáis en horas distintas (uno por la mañana, el otro por la tarde), que cada uno continúe el trabajo donde lo dejó su compañero. Incluso os podéis sentar juntos a discutir cada una de las palabras… algo muy consensuado que también se me antoja algo lento.

Yo me inclinaría por trabajar uno después del otro en el mismo capítulo. La principal ventaja que le veo es que ambos conocéis todos los detalles de cada capítulo (para evitar los dichosos errores de racord). Y, además, la mezcla de los dos estilos se hace de manera más consistente.

Corrección

La manera en la que hemos trabajado Jaime y yo ha sido la siguiente: corrección cruzada. Los capítulos escritos por él, yo los corregía; los capítulos escritos por mí, los corregía él. Así, desde el primer borrador (donde había cosas suyas y cosas mías) hemos llegado a una versión alfa del manuscrito en la que los estilos estaban más o menos fusionados.

Después escogimos dos grupos de lectores cero (3 ó 4 lectores por grupo). Al primer grupo le pasamos la mencionada versión alfa, y con sus correcciones generamos una versión beta. Yo me encargué de modificar y ampliar nuestro texto con los comentarios generados. El feedback es vital para llegar a publicar a cuatro manos.

Briconsejo literario: Para las correcciones grupales funciona muy bien Google Drive. Compartes el enlace con quien quieras, escoges si tus lectores zero pueden o no editar tu manuscrito, y todo el mundo ve los comentarios generados por los demás, con lo que se genera un (sano) debate entre los lectores que multiplica la ayuda recibida.

Tened en cuenta que durante estas primeras fases es normal que surjan capítulos nuevos a añadir y capítulos enteros que borrar. Cosas que creías muy necesarias al principio se caen, y cosas que para vosotros eran muy obvias, nadie las pilla. No te lo tomes como un fracaso, te estás acercando poco a poco a tu versión más pulida.

Una vez añadidos los cambios más gruesos, el segundo grupo de lectores transformó, con sus comentarios, la versión beta en la versión gamma. Aquí la versión ya era mucho más fina, se entendía mejor, y mejoramos sobre todo la prosa de las frases.

Briconsejo literario: Puedes usar el alfabeto griego, números o lo que realmente te dé la gana para dar versión a tus borradores, pero recomiendo hacer copias de seguridad de los capítulos, congelarlos en el tiempo. En informática le llamamos Control de Versiones. Nunca se sabe si vas a preferir volver a un momento anterior de tu obra (como mera consulta o porque decides deshacer los cambios introducidos).

Tened mucha, mucha paciencia con la corrección. En un libro escrito a cuatro manos, es la fase más importante (Al menos, si suponemos que no querréis que se os vean las costuras en cuanto a estilo). Pensad algo así: lo que habéis ganado en tiempo de escritura, por ser el doble de rápidos que un autor que trabaja en solitario, lo invertís ahora en dejar precioso vuestro manuscrito y llegar a publicar una novela a cuatro manos.

Cubierta

Los libros entran por los ojos. Recordadlo. Una buena cubierta es el primer paso para que alguien alargue un brazo y sostenga vuestra novela en las manos. Aunque sea un instante. Después, con suerte, le dará la vuelta y se leerá la sinopsis. Cada lector es un mundo, los hay que chequean todo el material de una editorial de confianza, otros se guían por las críticas de goodreads, booktubers, etc. Pero nada de ello ocurrirá si no tenéis una buena carta de presentación.

Por tanto, y hablando desde nuestra experiencia con Amazon, huid absolutamente de haceros vosotros mismos la portada. Salvo que sepáis del tema, claro. Amazon proporciona una herramienta de diseño, sí, pero te permitirá muy poca libertad de acción, y muy poca originalidad.

Briconsejo de diseño: Intentad que la cubierta sea una extensión, que transmita más allá y que sea una sugerencia añadida al título de vuestra obra.

Ni Jaime ni yo teníamos idea del tema, pero afortunadamente contábamos entre nuestros amigos con Jorge, quien nos hizo la cubierta definitiva (después de buscar y rebuscar por todos los bancos de imágenes de pago que tuvo a tiro).

En nuestro caso, plantar un libro viejo o una vampira en portada hubiera sido redundante. Sin embargo, optamos por un diseño muy sobrio, con aspecto de grimorio (para proporcionar ese aire místico), y destacando por encima la Joya de los Elegidos (la segunda de las Reliquias). Nuestra portada (eso sí, roja como la sangre) transmite magia y poder, y expande la idea de lo que son los Elegidos sin caer (esperamos) en los súper clichés del género.

Sinopsis

Con la sinopsis ocurre, en segundo lugar, lo mismo que con la cubierta. Ahora que has conseguido captar la atención del futuro lector, necesitamos contarle (en 100 ó 200 palabras) de qué va nuestro libro.

Briconsejo de sinopsis: Tomad los libros de vuestra estantería, aquellos que más se parezcan por estilo al vuestro. Fijaos en cómo son las sinopsis, su extensión, cuántos párrafos existen, etc. Las sinopsis en fantasía están plagadas de Términos en Mayúscula, un recurso del género que nos recuerda que habrá mucho de inventado en el libro. Aprended de quienes han hecho un buen trabajo para publicar vuestra novela a cuatro manos.

La sinopsis también debe mostrar al lector cómo escribimos nosotros, nuestro estilo. Si tu prosa es recargada, tu sinopsis también habrá de serlo. Y viceversa. No puedes poner en la contracubierta 150 palabras poéticas, magistrales y barrocas, cargadas de ricas metáforas y de exorbitantes frases subordinadas, de esas que embellecen y deslumbran, de esas que al lector hacen refrenar su lectura para deleitarse en el eco que cada vocablo, como estelas en el mar, deja por su mente, si luego tu interior es sobrio como pared blanca.

Maquetación

Es el momento de la verdad. Lo tenéis todo listo, y no vais a realizar más cambios en el texto. Recalco lo de los cambios, porque como veréis más adelante, cambiar la maquetación y volver a subirlo a Amazon acarrea una penalización en tiempo.

Bien, KDP (Kindle Direct Publishing) proporciona una serie de plantillas en donde incrustar vuestro manuscrito según las dimensiones que deseéis del libro. En nuestro caso, 6” x 9”; es el tamaño de bolsillo grande. ¿Por qué te cuento todo esto? Porque es importante tenerlo en cuenta y ponerte de acuerdo con tu compañero previamente. El tamaño del libro influirá directamente en el número de páginas que tendrá el libro una vez salga en físico, y esto a su vez en el coste. También, la plantilla que has de escoger para maquetar no será la misma.

Una vez todo eso decidido, de nuevo échale un buen vistazo a los libros que te gustan y te rodean y comienza a copiar las páginas preliminares. Y luego, con parsimonia, incluye los capítulos de tu novela. Despacio, sin prisa. Cada error que cometas en la maquetación te repercute en hasta 72 horas de revisión en KDP (en las que no puedes tocar nada).

Yo he utilizado Word. Es hasta donde alcanzan mis habilidades, pero sé que hay otros programas MUCHO mejores para esta tarea. Te recomiendo que practiques antes con encabezados y pies de página, con la numeración y los índices, los saltos de página y de sección. De nuevo, sé paciente. Haz salvados para volver atrás si es necesario, pues cada mínimo detalle que cambiéis puede causar un gran destrozo en la maqueta.

Briconsejo de maquetación: Una vez hayáis cerrado y requete cerrado la maquetación, ya dispondréis del tamaño total de páginas de la misma. Con este dato os vais a la herramienta de KDP que calcula las dimensiones exactas y las líneas de seguridad de vuestra cubierta. Entonces, y solo entonces, podréis obtener las medidas definitivas de vuestro diseño de cubierta.

Por supuesto, si no estás a gusto, siempre puedes contratar a un profesional que te lo haga más rápido y mejor.

Cómo publicar a cuatro manos

Llega la hora de la verdad, la de darle al botoncito. ¿Qué más cosas has de saber antes?

  • La cuenta bancaria donde ingresar las regalías. Jaime y yo hemos tenido que abrir una cuenta conjunta, tarea más bien ardua cuando no eres pareja. Después de mucho buscar, consideramos que la que mejor se ajustaba a lo que queríamos era la Cuenta Inteligente de EVO. Amazon te pedirá los datos bancarios, los validas y fuera.
  • La cubierta junto con la maqueta. Revisión final. KDP proporciona una previsualizador (KDP Previewer) de cómo va a quedar vuestro libro. De nuevo, revisadlo con mimo, faltas de ortografía y esos sitios en donde el programa ha detectado algo extraño. Aseguraos una vez más de que todas las líneas de seguridad de vuestra cubierta (que tendréis que subir en formato .pdf) están donde vosotros (y vuestro diseñador) quiere que estén.
  • Precio a fijar. Amazon os impondrá un precio mínimo que incluirá el costo de impresión y su considerable mordida. A partir de ahí, seréis dueños y señores para jugar a ser Adam Smith. Podréis manejar campañas publicitarias, preventas, descuentos… Como siempre, mi consejo es que os fijéis en los libros de vuestro alrededor para no pasaros de caros ni regalar vuestro trabajo.
  • Subir también el ebook. Con la edición de tapa blanda, Amazon te ofrece también que incluyas un ebook (en su formato, a ser posible). Hay otro buen puñado de opciones al respecto, pero si te decides a maquetar la versión electrónica, que sepas que puedes contar con su propia herramienta de maquetación (Kindle Create). Pero eso, mejor otro día.
  • Preventas. La preventa es una buena forma de crear expectación, de animar a la gente a través de las redes sociales y también de tantear al público lector antes de lanzaros a la aventura. Usando de nuevo El Libro de los Elegidos como ejemplo, la edición de tapa blanda salió a comienzos de año, mientras que el libro electrónico saldrá en preventa allá por San Valentín. Lo haremos coincidir con una mini campaña publicitaria para destacar la trama romántica de la novela (que también la hay, sí). Veremos a ver si funciona…
  • Registrar la obra. No os olvidéis de registrar vuestra obra antes de lanzarla a los cuatro vientos. Nunca se sabe, y es mejor caminar sobre seguro. Como siempre, hay páginas de pago pero, si vais cortos de fondos, siempre podéis acudir a safeCreative para hacer un registro de derechos low-cost.

Y ya me despido, que buena turra he soltado, deseando haberos ayudado a clarificar el sinfín de pasos para convertir en realidad el sueño de una idea. Como siempre, gracias por llegar hasta aquí.

Carlos Calleja

Para los que no me conocéis, me llamo Carlos Calleja. Soy de Madrid, nací en 1980 y esta es mi primera colaboración con Caja de Letras. Espero que no sea la última. La familia me ha acogido de maravilla desde el principio y espero quedarme en ella mucho tiempo. Si tenéis cualquier tipo de duda, consulta o pregunta podéis contactarme en carloscallejaescritor@gmail.com y seguirme en Twitter (@callejaescritor).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Logotipo Escuela Caja de Letras

Colaboramos con:

Colaboramos con Cursiva

Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Puedes recibir información sobre nuestras actividades y cursos!

    Logotipo Escuela Caja de Letras

    Col·laborem amb:

    Colaboramos con Cursiva

    Subscriu-te a la nostra Newsletter!

    Pots rebre informació sobre les nostres activitats i cursos!

      Posa't en contacte amb nosaltres!

      C/San Florencio, nº 6, 1ºA, 41018, Sevilla
      info@cajadeletras.es

      Informació:

      © 2023 Caja de Letras

      Ir al contenido