Concepción Perea

Nueve formas de romper el bloqueo creativo

Recursos Narrativos

El bloqueo creativo es uno de los mayores temores del escritor. Lo cierto es que es más fácil de romper de lo que se piensa. En este artículo vamos a ver nueve formas de romper el bloqueo creativo.

Uno de los aspectos que vemos en nuestro taller de fomento de la creatividad es que las ideas no aparecen de forma inconexa, sino que unas dependen de otras, de manera que vamos a ver una serie de pasos sencillos que nos ayuden a generar ideas que nos permitan romper nuestro estado de bloqueo.

Usando la Asociación de Ideas

La asociación de ideas no es más que el hecho de que nuestra imaginación está programada de tal forma que la mente tiende a relacionar una idea con otras. Como consecuencia, cuando aparece una idea en nuestra mente, de forma natural se conecta con nuevas ideas que van surgiendo de forma espontánea.

Vamos a ver varios métodos con los que podemos poner en marcha la asociación de ideas. Serán nuestras cuatro primeras formas de romper el bloqueo creativo.

El binomio fantástico

En nuestro taller de narrativa solemos hablar sobre el Binomio Fantástico creado por Giani Rodari. El escritor italiano explica este método, que sirve como base para la creación de historias fantásticas diciendo que las personas en general entendemos las cosas en polos opuestos, en binomios, de manera que el pensamiento se forma en parejas de conceptos, comúnmente opuestos. Por ejemplo: grande-chico. O día-noche. A esto se le podría llamar Binómios Lógicos.

Sin embargo, Rodari nos anima a utilizar lo que llamó “binomio fantástico”, dos conceptos que no están relacionados entre sí, de tal manera que tengamos que realizar un trabajo de creación para lograr esa relación. Podemos ponerlo en práctica de una forma muy sencilla, simplemente cogiendo un diccionario y eligiendo dos palabras al azar. A partir de ellas podemos crear una historia. Es un método muy cómodo y eficaz para comenzar historias nuevas, pero también podemos usarlo en un texto ya comenzado obligándonos a introducir esos términos en el relato.

Lee algo relacionado con el tema que estás trabajando

Lee un libro o artículo relacionado con algo de lo que quieras escribir, y mientras lo lees deja a tu cerebro imaginarse cosas, déjalo libre de ataduras; comprobarás que afloran algunas ideas. Ahora tan sólo tienes que elegir la idea que más te guste y empezar a desarrollarla y pulirla poco a poco.

Escribe un título y deja que te inspire

Solemos elegir el título de nuestra historia después de haberla escrito. Probemos a hacer lo contrario: Escribe un título que te parezca sugerente y empieza a escribir sobre ello. Puedes probar incluso a jugar con títulos de obras que ya conoces (por ejemplo cuentos clásicos) y darles tu toque personal.

Ponte música de fondo

La música es evocadora. A menudo nos transporta a otros lugares. Si consigues encontrar una música que te ayude a estar relajado, verás que tu creatividad aumenta. Yo, por ejemplo, suelo escuchar loreena Mckennitt ahora que estoy acabando La Corte de los Espejos; el aire celta de sus canciones me ayuda a encontrar la inspiración para ese mundo feérico. Teo Palacios, en cambio, escucha a menudo a Mark Knopfler. Dice que su forma de cantar, tan pausada, lo relaja y le ayuda a concentrarse.

El uso de música de fondo no deja de ser un uso más del poder de la asociación de ideas, pues la música es un elemento de referencia que evoca en tu mente ideas nuevas por medio de las conexiones neuronales. En Spotify, por ejemplo, dispones de listas de reproducción con sonidos de la naturaleza: playas, bosques, etc. Tal vez sean una buena opción.

Aspectos Físicos

Uno de los principales motivos para los estados de bloqueo es el cansancio. Es importante cuidar nuestro cuerpo si queremos que el cerebro rinda. Los estados de bloqueo suelen presentarse en momentos de fuerte estrés, o de mucho cansancio.

Es habitual que nos pongamos a escribir por la noche, tras todo un día de trabajo. Al estar agotados, nuestra mente no es capaz de encontrar la energía necesaria para concentrarse en un trabajo tan exigente como el creativo. A veces, algo tan sencillo como cambiar la hora a la que nos sentamos a escribir es suficiente para romper los bloqueos creativos.

Pero, ¿qué otras formas de romper el bloqueo creativo pueden estar asociadas con los aspectos físicos?

Cuida la alimentación

Este no es un tema para tomarse a la ligera: para desarrollar cualquier función creativa de la mejor manera posible, tu cuerpo necesita estar bien alimentado. Necesita tener una dieta equilibra para evitar el agotamiento. Tu cerebro necesita azúcares para trabajar de forma efectiva. En los últimos años, esto ha hecho que muchos estudiantes, por ejemplo, aumenten el consumo de azucares en épocas de exámenes. Sin embargo, tomar azucares y alimentos dulces en exceso puede dificultar el rendimiento. El motivo es sencillo: cuanto más te sobrecargues de grasas, azúcar y cafeína, más trabajo le vas a dar a tu organismo para procesar esos alimentos y más te vas a cansar.

Correr, nadar, salir a pasear en bicicleta

En definitiva, hacer ejercicio. Sabemos que la práctica del deporte genera endorfinas, y por tanto, nos relaja, nos hace sentir mejor. Puesto que nos ayuda a superar el estrés, la práctica del ejercicio ayuda a que las ideas fluyen con mayor facilidad. Realizar deportes de este tipo te permite además disfrutar de un tiempo contigo mismo en el que puedes aprovechar para pensar, para desarrollar ideas. Y es que uno de los aspectos que provocan los bloqueos creativos es la falta de tiempo para meditar.

Sal a pasear

A veces es tan simple como moverse, despegarse de la silla. El hecho de que te dé el aire, veas la puesta de sol o pasees por el parque puede dar pie a nuevas ideas con las que romper el bloqueo creativo.

 Cambiar de sitio

A veces basta con sentarte sobre la mesa o tumbarte en el suelo. Incluso tumbarte en la cama o darte una ducha. Con estos ligeros cambios ofrecemos a nuestra mente una perspectiva distinta, un nuevo estímulo que puede activar el cerebro.

Intenta usar el bolígrafo con la mano contraria

Cada una de nuestras manos está controlada por un hemisferio cerebral diferente. (En este enlace puedes hacer un test rápido para descubrir cuál es tu hemisferio predominante). El hecho de usar la mano contraria te ayudará a poner en funcionamiento el otro hemisferio cerebral. Es especialmente útil si eres diestro, puesto que la parte del cerebro que maneja la mano izquierda es el hemisferio derecho, que es el que se asocia a la creación de ideas.

¿Te han parecido interesantes estas formas de romper el bloqueo creativo? ¿Cuáles utilizas tú?

Concepción Perea

Concepción Perea Gómez es licenciada en humanidades y tiene un máster en creación literaria. Es escritora, lleva cinco años impartiendo clases de narrativa y forma parte de la organización del Encuentro de Literatura Fantástica de Dos Hermanas. Es la autora de "La corte de los Espejos" (Fantascy, 2013), "El misterio de la Caja Bethel" (Fantascy 2014) y "La última primavera" (Runas, Alianza Editorial 2017).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Logotipo Escuela Caja de Letras

Colaboramos con:

Colaboramos con Cursiva

Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Puedes recibir información sobre nuestras actividades y cursos!

    Logotipo Escuela Caja de Letras

    Col·laborem amb:

    Colaboramos con Cursiva

    Subscriu-te a la nostra Newsletter!

    Pots rebre informació sobre les nostres activitats i cursos!

      Posa't en contacte amb nosaltres!

      C/San Florencio, nº 6, 1ºA, 41018, Sevilla
      info@cajadeletras.es

      Informació:

      © 2023 Caja de Letras

      Ir al contenido