Anabel Lora Mingote

Mujercitas, libro y película

De la Literatura al Cine

Hablar de Mujercitas es recordar el olor a palomitas hechas en una estufa de carbón. Disfrutar con mi madre de risas y lloros provocados por unas hermanas estadounidenses que, a pesar de sus desgracias, tenían momentos de locura y pasión. Y, sobre todo, gozar con las interpretaciones de Katharine Hepburn o de June Allyson, según la versión emitida.

Katharine Hepburn es una de mis actrices favoritas. ¿Habéis visto La fiera de mi niña? Enredo y humor con un buen reparto cinematográfico. Os la recomiendo.  ¿Sabíais que en 1934 le otorgaron la Copa Volpi a la mejor actriz en el Festival de Cine de Venecia, por su interpretación del papel de Jo March? ¿Quién no ha soñado con ser Jo March de Mujercitas?

Mujercitas es todo un clásico publicado en 1868. Escrito por una mujer, Louisa May Alcott, sin pseudónimo. Una autora que, con 36 años, se lanzó con una novela que va más allá de la vida de unas adolescentes.  ¿Quién iba a pensar aquel 30 de septiembre de 1868 que lograría vender más de dos mil copias de esa primera edición en menos de un mes?

La segunda parte de la historia es publicada el 14 de abril de 1869 y vende trece mil copias en dos semanas. El libro completo es editado y republicado en 1880. Y, hasta la fecha, no ha dejado de reimprimirse.

Hoy toca aportar un grano de arena, o un saco entero, para ayudar a desterrar los prejuicios que todavía existen sobre este libro. Un clásico que ha sido traducido a más de cincuenta idiomas.

Animaos y disfrutad conmigo de una historia que ha sido llevada al cine tanto mudo como hablado, teatro, series de televisión e incluso al anime japonés.

Mujercitas, quién es Louisa May Alcott

«Tú eres la gaviota, Jo, fuerte y salvaje, enamorada del viento y de las tormentas, capaz de adentrarse en el mar y vivir feliz en soledad».

Estas palabras que puso la escritora Louisa May Alcott, en boca de Beth, una de las Mujercitas, bien podrían definir a la propia Louisa.

La novelista Louisa May Alcott nació en 1832 en una familia nada convencional. Su madre, Abby May, fue una revolucionaria abolicionista y feminista. Su padre, Amos Bronson Alcott, pertenecía al movimiento trascendentalista y educó a sus hijas en sus estudios en casa. No nadaban precisamente en la abundancia. No obstante, estuvieron rodeados de gente culta e importante como Ralph Waldo Emerson y Henry David Thoreau. El amor por la cultura, la independencia, los derechos humanos… calaron en ella desde pequeña. Tuvo muchos empleos, pero le encantaba escribir y consiguió publicar historias cortas de suspense y cuentos, siempre bajo pseudónimo.

¿Sabíais que Louisa escribió la novela que le llevaría a la fama en un pequeño escritorio de madera que construyó su propio padre? Os preguntaréis por qué me parece un dato curioso el tema del escritorio. Os lo cuento.

En aquella época, no estaba bien visto que una mujer tuviese un escritorio propio. Principalmente, por dos cosas: porque no era femenino y porque había médicos que creían que un trabajo intelectual, como escribir, destruía la salud de la mujer. Menos mal que los Alcott no estaban de acuerdo y animaban a sus hijas a que fuesen libres pensantes.

Louisa May Alcott se basó en su propia familia para escribir el libro que le haría dar el salto a la fama: Mujercitas.

MUJERCITAS, MUCHO MÁS QUE UNA NOVELA PARA NIÑAS

Fue el editor Thomas Niles quien sugirió a Louisa que escribiese un libro para chicas adolescentes, aunque a ella no le pareciese interesante.

En Mujercitas están reflejados tanto sus padres como sus hermanas. Una de ellas es Anna, que adoraba ser actriz. Y también está Meg, la hermana mayor y la más responsable. La propia Louisa, que es la segunda, hace las veces de Jo. Elisabeth es Beth, la tercera, que, por cierto, es la única que mantiene el nombre verdadero, ya que era una forma de inmortalizarla. Y, por último, la pequeña Abigail May, pintora en la vida real, se convirtió en Amy.

¿Algo curioso? Abigail May utilizaba habitualmente su segundo nombre: «May». Y en la novela, como podéis observar, es Amy. ¿Notáis el juego de palabras?

¿Os imagináis el papel de la mujer en una sociedad de 1861-1865 donde se libraba la Guerra de Secesión o Guerra Civil de los Estados Unidos? Si para un hombre, dependiendo de su clase social y raza, ya era complicado, pensad en las condiciones de mujeres y niños.

La escritora cuenta la vida de unas jóvenes, con un lenguaje sencillo basado en experiencias reales durante esos años. Es una novela valiente para la época. No todo son risas y romances de adolescentes. Muestra la lucha de las mujeres por abrirse camino dentro de una sociedad en la que se veían abocadas al matrimonio; a poder ser, a un buen matrimonio. Mantener al resto de la familia gracias a ello era uno de sus fines. La historia también muestra cómo el arte y el dinero estaba unido a las clases altas. Que el voto no les estaba permitido. El racismo. La violación de los derechos humanos, la ignorancia, la resignación… Todo lo que eran las señas de identidad de la época.

Pero también lanza un mensaje importante tanto a mujeres como a hombres: no dejes de ser tú. Con tu personalidad, sueños e ilusiones. Sé fiel a ti mismo.

MUJERCITAS Y SU TRADUCCIÓN A OTROS IDIOMAS

El libro Mujercitas se escribió en dos tomos. Este propiamente dicho y Aquellas mujercitas. Pero actualmente se recoge en un solo libro.

¿Sabíais que para la traducción a otros idiomas no se utilizó la versión original de 1868 y 1869, sino la revisada en 1880?

¿Imagináis lo que esto significa? Que en 1880 se suprimieron capítulos y se cambiaron frases, reflexiones… La escritora gallega Gloria Méndez lo cuenta en su prólogo del libro Mujercitas que ha traducido del texto original. Nos regala una estupenda traducción.

MUJERCITAS Y ORCHARD HOUSE

Si la ambientación es crucial para un buen libro, la casa donde habita la familia March lo es con creces.

Orchard House, «con un gran significado histórico y literario de 350 años», es donde vivió la familia Alcott. Louisa May Alcott ambientó la novela Mujercitas en esa casa que, hoy, sigue abierta al público.

Greta Gerwing, la directora de la última película llevada al cine de esta novela, visitó Orchard House para documentarse. Se sorprendió al ver las paredes pintadas por las hijas de los March, y pensó que se trataba de una familia hippie para la época. Así mismo, decidió reflejarlo en su versión de Mujercitas.

La educadora, actriz e historiadora Jan Turnquist es también la directora ejecutiva de Orchard House. Cuenta acerca de Louisa May Alcott que no quería que Jo se casase al finalizar el libro, pero al final cedió a la presión de su editor. Usó la fórmula que vende libros y vendió muchísimos. Además, Alcott se quedó con los derechos de autor y logró un porcentaje sobre su novela mucho mayor que en ningún otro contrato de la época.

MUJERCITAS, SALTO A LA PANTALLA GRANDE

Las tres películas más conocidas que se llevaron al cine fueron las rodadas en los años 1933, 1949 y 1994. George Cukor dirigió Mujercitas en 1933 y fue nominada al Oscar. Mervyn LeRoy sería quien dirigió la versión de 1948. Sin duda, os las recomiendo.

En 1994, se realizó una nueva versión con Winona Ryder en el papel de Jo March. La película obtuvo tres nominaciones para los premios Oscar de 1994: mejor actriz, mejor banda sonora y mejor diseño de vestuario.

La BBC también lanzó una miniserie de televisión en 2017, remitiéndose a los libros originales publicados en 1868 y 1869. La actriz Maya Hawke Thurman, que aparece en Stranger Things, hace el papel de Jo March. La conocida Angela Lansbury es la tía March.

Y llega 2019, donde creí que no vería una película mejor que las realizadas en 1933 y 1948. Me equivoqué. Amy Beth Pascal, la productora de la película Mujercitas, decidió crear una nueva versión poniendo al frente a Greta Gerwing como directora y guionista. Se trata de la versión más feminista.

Mujeres y hombres muestran la historia recogida en la novela original. Ha intentado ser precisa con el texto e incluso hay frases enteras del libro. Según Greta, «esta película va de mujeres, dinero y arte y de cómo las mujeres negocian eso, especialmente en un mundo donde se llevan la peor parte».

¿Y en España? En el año 2020 se estrenó en el Teatro Español de Madrid Mujercitas (en palabras de Jo…), bajo la dirección de Pepa Gamboa y adaptación de Lola Blasco. El reparto fue Paula Muñoz, María Pizarro, Carolina Rubio, Clara Sanchís, Maite Sandoval y Andrea Trepat.

Se quedan en el tintero muchas anécdotas y referencias. Pero os dejo que os adentréis en esta historia y la disfrutéis.

Anabel Lora Mingote

Anabel Lora Mingote (Pamplona, 1969) es informática y diplomada en empresariales. Como su pasión es juntar letras y hacer garabatos que suelen transformarse en algún dibujo, realizó un máster en creación literaria. Ha participado en algunos concursos de microrrelatos de Diversidadliteraria, donde sus textos han sido seleccionados para las publicaciones de (“Microterrores III”, “Poetas Nocturnos IV”, “Haikus III”, “Libripedia II” y “La primavera la sangre altera VI”). Este año, Entelequia Cultura ha publicado la antología “Sustrato” donde puede leerse su relato “Cuatro flores para una mujer”.

13 Comentarios

  1. Sally

    Me encanta la película, he visto todas las versiones y me encanta la reflexión que haces. Y la frase
    Tú eres la gaviota, Jo, fuerte y salvaje, enamorada del viento y de las tormentas, capaz de adentrarse en el mar y vivir feliz en soledad».
    Me parece brutal.

    Responder
    • Anabel

      Hola Sally, me alegra que te guste la frase. Cuando la leí me pareció fantástica, y de hecho, la tengo impresa delante del ordenador porque me da ánimos. Muchas gracias por dedicarme un ratito y compartir tu opinión.

      Responder
  2. Esther

    Me encanta como me has trasladado a aquella época, creo que he visto todas las versiones, y es verdad de Katherine y Winona están espectaculares. Cuando era pequeña estaba deseando que llegarán las vacaciones de Navidad porque la ponían en TV por capítulos. Que ilusión me hacía

    Responder
    • Anabel

      Hola Esther, sí, sí, Navidad no era lo mismo sin Mujercitas. Hoy en día, aunque existe el video… si no la echan por TV, me falta algo. Qué cosas… Muchas gracias por tus palabras tan cariñosas. Qué gusto haber conseguido que revivas una época bonita. Te animo a ver la nueva versión que está genial.

      Responder
  3. Miguel

    Me ha sorprendido este artículo, lo reconozco. Pensaba que iba a encontrarme con lo de siempre, y sin embargo me ha enganchado desde el principio. Por cierto, Katherine Hepburn hace de Jo, genial. En su día leí el libro y vi las dos primeras películas. Y sí, después de leerte he visto la última y me ha sorprendido gratamente.

    Responder
    • Anabel

      Hola Miguel, no sabes la alegría que me dan tus palabras. Hoy en día con toda la información a la que tenemos acceso, es complicado hacer un artículo un poco diferente, y más, sobre un libro tan conocido. Siento debilidad por Katherine Hepburn. Pero reconozco que Saoirse Ronan en la versión de Mujercitas de 2019, hace un papel de Jo, soberbio.

      Responder
  4. Beatriz Cerdan

    Muchas gracias Ana, por regalarnos estos momentos. Un abrazo

    Responder
    • Anabel

      Hola Beatriz,
      muchas gracias por tus palabras. Me alegra que hayas disfrutado de la lectura, qué gusto. Un abrazo

      Responder
  5. Jesús Mari Labari

    Hola Ana, acabo de leer tu blog sobre la película y libro "Mujercitas". Podría decirte por educación y por quedar bien que está muy bien escrito y ya está pero te voy a ser totalmente sincero. Lo primero es que no sabía que escribías blogs hasta que tuvimos una conversación sobre la Historia y el programa de radio La Rosa de los Vientos. Una cosa que me ha quedado muy claro es que escribes como si fueras a dar una receta de cocina, me explico. Das los datos muy bien estructurados y claros. Datos que pueden ser sencillos y aparentemente inocuos pero que en el contexto tienen su importancia. Se hace la lectura muy amena porque no es muy larga y te diriges al lector de forma coloquial y casi de amiga a lector.
    También tengo que reconocer que impresiona los detalles y anécdotas que das y que me pregunto qué fuentes de información tienes. No sé, un montón de libros y enciclopedias temáticas. Devorar todos esos libros y resumirlos en unos pocos párrafos tiene su mérito. Te felicito y me ha llamado la atención tu manera de comunicar, lo recalco. Una manera muy precisa, entretenida y amable definitivamente. No sé si escribes con frecuencia artículos así pero creo que no sería una locura el que te ofrecieses a un periódico online o en papel para publicar tus blogs. Te vuelvo a felicitar. Sí, señor. Me has sorprendido muy positivamente. Tienes que estar muy orgullosa de ello.

    Responder
    • Anabel

      Hola Jesús Mari, me acabas de emocionar y alegrar con tus palabras. Y te agradezco la sinceridad y el cariño que me dedicas. Me ha hecho mucha gracia la comparación con las recetas de cocina y entiendo el sentido en que lo dices. Si, la verdad es que me gusta dirigirme a las lectoras y lectores como si estuviésemos compartiendo una tertulia y disfrutando de ella. E intento buscar la información viendo documentales, entrevistas, leyendo mucho… vamos que es una labor muy interesante. Por cierto muchísimas gracias por las ideas y por tus ánimos. Un abrazo.

      Responder
  6. Anabel

    Hola Jesús Mari, me acabas de emocionar y alegrar con tus palabras. Y te agradezco la sinceridad y el cariño que me dedicas. Me ha hecho mucha gracia la comparación con las recetas de cocina y entiendo el sentido en que lo dices. Si, la verdad es que me gusta dirigirme a las lectoras y lectores como si estuviésemos compartiendo una tertulia y disfrutando de ella. E intento buscar la información viendo documentales, entrevistas, leyendo mucho… vamos que es una labor muy interesante. Por cierto muchísimas gracias por las ideas y por tus ánimos. Un abrazo.

    Responder
  7. Isabel

    Cuanto tiempo Anabel, no creo q me recuerdes, he leído tu escrito sobre Mujercita y me ha encantado, también soy una fan de Hepburn, deseo q estés bien, ya veo q has llegado muy lejos, un fuerte abrazo

    Responder
    • Anabel

      Hola Isabel, me alegra que hayas pasado por este blog y me hayas dedicado un ratito. No me extraña que seas de fan de Hepburn, era una actriz extraordinaria. Es una de mis favoritas, la verdad. Muchas gracias por tus cariñosas palabras. Espero que te encuentres bien y te vaya todo genial. Un fuerte abrazo y hasta pronto.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Logotipo Escuela Caja de Letras

Colaboramos con:

Colaboramos con Cursiva

Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Puedes recibir información sobre nuestras actividades y cursos!

    Logotipo Escuela Caja de Letras

    Col·laborem amb:

    Colaboramos con Cursiva

    Subscriu-te a la nostra Newsletter!

    Pots rebre informació sobre les nostres activitats i cursos!

      Posa't en contacte amb nosaltres!

      C/San Florencio, nº 6, 1ºA, 41018, Sevilla
      info@cajadeletras.es

      Informació:

      © 2023 Caja de Letras

      Ir al contenido