Malaz y la curiosidad del lector

Malaz y la curiosidad del lector

Este mes vamos a cambiar un poco la ruta. Hablaremos de Malaz y la curiosidad del lector. ¿Malaz? ¿Y el cambio de ruta? Vale, igual he exagerado un poquito. Cambiar eso sería como ir camino de la fábrica de Ámbar y torcer hacia la de Cruzcampo. Y eso sí que no. El mes...
Malaz y la escritura a cuatro manos

Malaz y la escritura a cuatro manos

Para hablar de Malaz y la escritura a cuatro manos es importantísimo tener clara una cosa: Malaz no está escrita a cuatro manos. Es decir, son dos señores, y cada uno tiene dos manos, lo que, sí, hace un total de cuatro manos, pero… (A ver cómo salgo de este embrollo...
Ir al contenido