Concepción Perea

Tópicos en la literatura fantástica

Géneros

Tópicos en la literatura fantástica

No hay género literario que se libre de los tópicos y los clichés. Las tramas repetitivas, las situaciones recurrentes y los personajes manidos no son algo exclusivo de la literatura fantástica, aunque ésta sea acusada generalmente de ser repetitiva y poco original.

Seguramente hay pocas cosas que aterren más al autor de fantástica que caer en el error de escribir topicazos, o no de no ser capaz de innovar dentro su género. Aunque en general es un miedo que comparten con cualquier escritor, independientemente de la temática con la que trabaje, es innegable que es algo que obsesiona a los autores nóveles de fantasía, que parecen obligados a desplegar una imaginación fuera de lo común para mostrar a los lectores ese “sentido de la maravilla” que los deje con la boca abierta. Así que hay una verdadera fijación con tratar de evitar el tópico a toda costa. De ahí su enorme preocupación por conocer cuáles son.

Tópicos y temas recurrentes

La RAE tiene varias definiciones de tópico, pero a nosotros nos interesa esta:Lugar común que la retórica antigua convirtió en fórmulas o clichés fijos y admitidos en esquemas formales o conceptuales de que se sirvieron los escritores con frecuencia.

Dicho en plata: algo que se repite de una obra en otra hasta tal punto que pierde por completo su frescura.

Pero hay que saber diferenciar un tópico de un tema recurrente, por ejemplo: la lucha del bien contra el mal es algo que aparece frecuentemente en la literatura fantástica (aunque no es exclusiva de esta). Pero eso no lo convierte en un tópico: la lucha del bien contra el mal, la búsqueda del amor, el camino del héroe, la realización de la hazaña, etc. Estos temas aparecen en cualquier literatura; lo que los hace tópicos es el modo de presentarlos.

Que un personaje decida luchar contra una situación que es injusta o que representa una amenaza para él es un tema recurrente, como lo es que decida investigar misteriosos asesinatos. Lo que los convierte en tópicos es que el mal provenga de un malvado señor oscuro y su imperio de terror o que el investigador sea un tipo duro con gabardina y demasiada afición al whisky. Un mago puede ser un personaje base, un mago con sombrero de capirote, túnica y larga barba gris es un tópico. (Recordad ese ejemplo porque luego hablaremos de él)

Trabajar los clichés para evitar los tópicos en la literatura fantástica

¿Se puede escribir literatura fantástica más allá de los elfos comeflores y los enanos barbudos? Claro que sí, y para hacerlo basta con partir de un punto muy importante: conocer el cliché. No quieres elfos bellísimos, inmortales, de gran sabiduría que miran a los humanos con cierto desdén y sienten una profunda conexión con la naturaleza. Es el estereotipo de los elfos. Y nada nos impide huir de él. Esta imagen proviene de las leyendas (los Thathua de Danaan, por ejemplo) pero no es la única representación de un elfo que existe en el folclore. Tal vez buscar en otras mitologías pueda ayudar a encontrar una base menos trillada, o directamente echar mano de la imaginación y romper ese cliché presentando a los elfos de un modo distinto. Si algo bueno tiene la literatura fantástica es que el único límite que debe imponerse el autor es el del sentido común, el de mantener la coherencia dentro de lo que desea narrar.

Aún así, echar mano del tópico tampoco es completamente negativo. Dumbledore es un mago estereotipado: anciano, sabio, bondadoso, larga barba blanca, túnica, excéntrico, enigmático… Sin embargo, encaja a la perfección en el mundo al que pertenece, y esa sensación de “tópico” es buscada de manera intencionada por la autora. No desentona. Y es que la creación de personajes no debe tener como único fin la originalidad, sino que dicho personaje cumpla su función dentro de la historia.

Para escribir hay que leer

El reino de Fantasía no tiene fronteras, así que abrazarse a los tópicos de la literatura fantástica, a esos estereotipos de las obras que la convirtieron en un género canónico, solo tiene sentido si se escribe con la intención de crear una obra que siga las reglas “clásicas”. Pero si lo que se busca es la originalidad, la mejor manera de evitar los clichés es conocer cuáles son, algo que se logra leyendo y analizando lo que se lee.

Concepción Perea

Concepción Perea Gómez es licenciada en humanidades y tiene un máster en creación literaria. Es escritora, lleva cinco años impartiendo clases de narrativa y forma parte de la organización del Encuentro de Literatura Fantástica de Dos Hermanas. Es la autora de "La corte de los Espejos" (Fantascy, 2013), "El misterio de la Caja Bethel" (Fantascy 2014) y "La última primavera" (Runas, Alianza Editorial 2017).

15 Comentarios

  1. Dèbora

    Ö! Suena muy interesante! sin duda no me perderé ninguno de tus vídeos 🙂 Y lo del sorteo me encanta *-*P.D: espero con ansias la segunda parte de La corte de los espejos *Q*

    Responder
  2. Concepción Perea

    Gracis Debora ¡Me da mucho ánimos!, te iré informando sin falta cuando sepa que va a salir.

    Responder
  3. Miriam

    Que interesante, me encanta la literatura fantástica y espero no perderme de nada aunque me encuentre hasta México, y lo del sorteo es genial 😀 y como Débora espero con ansias la segunda parte de La corte de los espejos 😉 saludos

    Responder
    • Concha Perea

      Muchas gracias Miriam, os aseguro que os avisaré cuando tenga novedades.

      Responder
  4. Germinal García

    Lo del porno me ha dejado… intrigado.Aprovecho para lanzar una pregunta: ¿se debería adaptar el estilo del escritor al tema o al género por ejemplo, o por el contrario debería permanecer siempre fiel a un estilo propio? Entiéndase que siempre será propio el estilo del escritor, aunque posiblemente quiera darle unos tintes semejantes a lo que haya leído de ese género.

    Responder
    • Concha Perea

      Lo más acertado es permanecer fieles a nuestra propia voz, poca gente puede alterar su estilo sin que se note y suene falso,

      Responder
  5. Mónica Findûriel

    Buenas y bienhalladas.Personalmente estoy bastante cansada de las magas de potentes muslos y torneadas tetas… como si la magia les viniese gratis y no tuvieran nada mejor en lo que gastarla, que en proporcionarse una apariencia deliciosa para el ojo de los demás. Cansadita estoy, ya. Me gustan los ambientes en los que la magia se usa para lo que debe usarse, ya sea el bien o el mal, pero no el agradar los ojos ajenos mediante un estándar de belleza que es prácticamente sexploitation. Y que los personajes masculinos relevantes no valoren el poder de la hechicera, sino que le hagan caso porque está ternesca.Jroñas.

    Responder
    • Concha Perea

      Más razón que un santo y se me viene a la cabeza un par de personajes que cumplen esos estándares…espero que poco a poco logremos cambiarlos por unos más representativos.

      Responder
  6. Noa Velasco

    Los tópicos son algo curioso, porque pueden denotar la pereza de un escritor que se escuda en ellos o el éxito de una idea que todo el mundo reutiliza. Creo que los tópicos sin procesar son perjudiciales, pero ayudarse de ellos para exprimirlos o evitarlos puede dar buenos resultados. El ejemplo que pones es perfecto, y a veces esos estereotipos nos conducen por el camino rápido para no perder tiempo en lo accesorio, e ir directos a lo importante. Incluso hay tópicos que, aun siendo más de lo mismo, es justo lo que buscamos en los libros de una serie que ya conocemos y que nos ha enganchado.Así que, admitiendo el valor del tópico en según qué casos, mi pregunta va más por ahí: ¿qué tópicos crees que resultan más difíciles de cambiar tras tantos años de golpear nuestras retinas y colarse en nuestro cerebro como la sintonía latina de un partido político?Luego, por lo que has dicho antes, tal vez no sea un tópico sino un tema recurrente, pero yo le tengo especial manía a los «elegidos» y las «profecías».

    Responder
    • Concha Perea

      Es una pregunta difícil de contestar, las figuras clásicas son estereotipos básicos e incluso los personajes más originales son una variación de estos estereotipos. Pero creo que los personajes femeninos se llevan la peor parte y serán los que más tarden en cambiar. Sí, yo también estoy harta de profecías

      Responder
  7. Estel Vórima

    Muy buen artículo. Es sencillo, directo, entendible y ameno. Además de útil. Mantiene un tono equilibrado entre lo original y los tópicos, que no siempre son inapropiados. Y que si se saben equilibrar pueden aportar a la obra un aire entre lo clásico y la novedad muy bueno.Muchas gracias, pues estoy pensando en retomar el género fantástico y me resulta muy útil esta entrada.

    Responder
  8. Concha Perea

    Muchas gracias, me has alegrado la tarde

    Responder
  9. Roxana

    Una gran idea este curso. ¿Hay algún motivo o tema en la literatura fantástica que te parezca especialmente «agotado»?

    Responder
    • Concepción Perea

      Hay dos la profecía que marca al elegido que lo cambiará todo y el héroe que debe emprender un largo viaje para enfrentarse a una complicada e importante misión de la que depende «todo» .

      Responder
  10. Cris (Sumergidos entre libros)

    ¡¡Muchísimas gracias por el post!! Me gusta mucho leer artículos de escritura para empaparme de todo y aprehender, así que estas cosas me vienen de maravilla.Y ya si tengo la suerte de ser tu alumna, ya sería magnífico.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Logotipo Escuela Caja de Letras

Colaboramos con:

Colaboramos con Cursiva

Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Puedes recibir información sobre nuestras actividades y cursos!

    Logotipo Escuela Caja de Letras

    Col·laborem amb:

    Colaboramos con Cursiva

    Subscriu-te a la nostra Newsletter!

    Pots rebre informació sobre les nostres activitats i cursos!

      Posa't en contacte amb nosaltres!

      C/San Florencio, nº 6, 1ºA, 41018, Sevilla
      info@cajadeletras.es

      Informació:

      © 2023 Caja de Letras

      Ir al contenido