Nieves Muñoz

Cómo usar las comas (II Parte)

Ortografía y Gramática

Cómo usar las comas

¡Ya estamos de vuelta para seguir desenredando la madeja sobre el modo de usar las comas! Y os puedo asegurar que, hebra a hebra, he tenido que ir tirando para simplificarlo todo lo posible.

En el artículo anterior, vimos el uso lingüístico de las comas en los primeros apartados:

1º- Incisos.

2- Especificar el significado correcto de la frase.

Continuamos, pues, con el tercer punto:

 

3º Separar o aislar elementos u oraciones dentro del enunciado.

 

3.1- Enumeraciones simples.

Veamos el modo de usar las comas en las enumeraciones simples:

Ejemplo: La salsa lleva ajo, cebolla, vino y harina.

Peculiaridades de las enumeraciones:

1- Cuando son exhaustivas, es decir, se ha citado todo lo que había en esa enumeración, el último elemento se enlaza con una conjunción y sin coma, como en el ejemplo anterior.

2- Si no se enumeran todos los elementos presentes, el último que se nombra debe ir precedido por una coma y se puede cerrar con puntos suspensivos, etc, o simplemente con un punto.

Ejemplo: La receta lleva azúcar, canela, limón… / La receta lleva azúcar, canela, limón, etc. / La receta lleva azúcar, canela, limón.

3- Si la enumeración es compleja y ya lleva incluida alguna coma en sus elementos, estos se separan por punto y coma.

Ejemplo: La ofensiva comenzó de este modo: la primera sección de infantería, por la playa; la segunda, por el flanco derecho; la tercera, por el izquierdo; y la aviación, como cobertura.

3.2- Elementos gramaticalmente equivalentes.

¿Cuál es la mejor forma de usar las comas en estos casos? Nos referimos a cuando aparece más de un verbo en la oración o varios complementos indirectos, sujetos, etc.

Es decir, si se repiten estructuras equivalentes, se separan por comas:

Ejemplo: Leo, escribo y corrijo textos todos los días.

Estaba imaginando que era un velero, que se convertía en cometa, que era ligero como el viento.

Mi mejor amiga, su novio y yo llevamos los bocadillos.

Vemos que, si el último elemento está enlazado mediante una conjunción, no se pone coma.

3.3- Vocativos.

Un vocativo es una palabra o grupo de palabras con las que el hablante atrae la atención del receptor, es decir cumple una función apelativa. (Cuando quieres que alguien te haga caso, vaya).

Va separado de una coma si va al comienzo de una oración o al final; y entre comas, si va dentro.

Ejemplo: Rosa, debes aplicarte más.

Cuando me llamas, Raúl, me alegras el día.

¿Dónde colocar un vocativo en un texto?

Gramaticalmente, es indiferente si el vocativo aparece al principio, en medio o al final de la frase. Todo depende del significado que queramos darle. Si lo ponemos al principio, siempre tiene una función de llamar la atención al interpelado: será entonces una súplica, pregunta u orden. Si lo ponemos en medio o al final, tendrá una misión enfática (reforzar la expresión o suavizarla, depende del tono y del contexto).

3.4- Interjecciones o locuciones interjectivas.

Una interjección es una palabra (un grupo de palabras sería una locución interjectiva) que funciona como una oración independiente, es decir, tiene sentido por sí misma, suele ir entre signos de exclamación y nos transmite sentimientos poderosos. (Muy interesantes en los diálogos).

Ejemplo: ¡ah! (Asombro, sorpresa)/¡Ojalá! (Deseo)/¡Ay de mí! (Lamento)

En este caso hay que usar las comas para separar las interjeciones del resto del enunciado. Funciona del mismo modo que si colocáramos un inciso en la oración.

3.5- Apéndices confirmativos.

Hay que usar las comas también para separar las muletillas interrogativas o apéndices confirmativos que pueden aparecer al final del enunciado para dar énfasis o provocar una respuesta en el interlocutor.

Ejemplo: Vendrás a mi fiesta, ¿verdad?

3.6- Sujeto, atributo y complemento del verbo.

Atención: No se escribe coma entre el sujeto y los complementos verbales, sea cual sea su longitud, su posición o su naturaleza. Si los complementos verbales son muy largos, normalmente el lector hace una pausa, pero eso no implica que dicho descanso se materialice en una coma.  Nunca se separa el sujeto del verbo mediante coma.

Ejemplo: Los trabajadores que no hayan completado el periodo de prueba satisfactoriamente recibirán la carta de despido reglamentaria.

Excepción: Hay que usar las comas entre el sujeto y los complementos verbales siempre que el verbo se sobreentienda y no aparezca escrito.

Ejemplo: Los recién llegados, a la ducha.

3.7- Complementos circunstanciales, construcciones condicionales, finales  y concesivas

Por regla general, solo se separan por coma del resto del enunciado cuando van antepuestos al verbo (si son breves, se puede prescindir de la coma para dar mayor agilidad al texto). Es decir, cuando se cambia el orden natural de los elementos de la oración. ¿Os acordáis de lo que nos enseñaban en el cole? Sujeto, verbo y complementos.

Ejemplos:

Construcciones finales

Para conseguir un buen asiento, debes ir pronto. / Debes ir pronto para conseguir un buen asiento.

Excepción: Se pone coma cuando la construcción final expresa lo que se quiere conseguir con el enunciado.

-A ver si estamos a lo que estamos, para que te enteres.

(Que viene a decir: entérate de lo que te digo, pringao)

Complementos circunstanciales

Cuando llegues al pueblo, llámame. / Llámame cuando llegues al pueblo.

-Los alumnos, en aquellas calurosas clases, debían llevar manga corta. /

Los alumnos debían llevar manga corta en aquellas calurosas clases.

Construcciones condicionales

Si vas a levantarte pronto, avísame. / Avísame si vas a levantarte pronto.

Construcciones concesivas

Aunque lo quieras, no lo vas a conseguir. / No lo vas a conseguir aunque lo quieras.

Excepción: cuando la construcción condicional o concesiva no aporta información crucial para el sentido correcto de la oración, se separa por comas como si fuera un inciso (aunque esté pospuesta al verbo).

-Estamos todos aquí, aunque no te lo creas.

-El contrato está listo, siempre y cuando los datos estén correctos.

3.8- Construcciones ilativas

¿Y esto qué es? Pues investigando por ahí, estas construcciones introducen una consecuencia como derivación natural de la acción que se plantea en el enunciado.

Ejemplo: -Pienso, luego existo.

-Hace calor, así que la gente está en la piscina.

¿Os habéis fijado que siempre van precedidas por coma?

3.9- Las estructuras coordinadas

¿Qué son las estructuras coordinadas? Elementos similares sin que unos dependan de los otros.

¿Qué tipos de coordinadas hay?

A- Elementos que se suman: copulativas.  (Recogieron la cocina y fregaron el suelo)

B- Elementos que se alternan: disyuntivas. (¿Recoges la cocina o friegas el suelo?)

C- Elementos que se oponen entre ellos: adversativa. (Recogió la cocina, pero no fregó el suelo)

¿Cómo hay que usar las comas en un caso u otro?

*No se escribe coma delante de las secuencias que comiencen por bien…, bien/ora…, ora/sea…, sea/ ya…,ya

*La coma es incompatible con y/e/ni/o/u y con las conjunciones discontinuas ni… ni/tanto… como. Siempre y cuando enlacen elementos equivalentes dentro del enunciado. Si no es así, se puede poner una coma delante de la conjunción.

Ejemplo: Cerró la llave del gas, cortó la luz, cerró todas las ventanas, y se quedó tranquilo.

Así mismo, se suele poner coma delante de la conjunción si la primera coordinada es larga o si tienen sujetos diferentes.

También se pone si la conjunción y tiene valor adversativo (pero).

*Se escribe coma delante de las conjunciones adversativas pero/ mas/ sino (que)/ aunque

*No se escribe coma delante de sino cuando significa salvo .

Ejemplo: Quién lo hará sino él.

*No se escribe coma tras la conjunción adversativa cuando le sigue una oración exclamativa o interrogativa.

Ejemplo: Pero ¿cómo ha podido suceder?

Y hasta aquí el modo correcto de usar las comas, al menos en los casos más comunes, para los que contamos historias. ¿Se ha desliado la madeja? Espero que sí y que os haya quedado un poco más claro el uso de este signo de puntuación tan necesario para una buena comprensión de la escritura. Y si te surge alguna duda, ¡pregúntanos! Estaremos encantados de contestarte.

¡Hasta el próximo artículo!

Nieves Muñoz

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Logotipo Escuela Caja de Letras

Colaboramos con:

Colaboramos con Cursiva

Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Puedes recibir información sobre nuestras actividades y cursos!

    Logotipo Escuela Caja de Letras

    Col·laborem amb:

    Colaboramos con Cursiva

    Subscriu-te a la nostra Newsletter!

    Pots rebre informació sobre les nostres activitats i cursos!

      Posa't en contacte amb nosaltres!

      C/San Florencio, nº 6, 1ºA, 41018, Sevilla
      info@cajadeletras.es

      Informació:

      © 2023 Caja de Letras

      Ir al contenido