Carlos Calleja

EL USO CORRECTO DE LAS COMILLAS

Ortografía y Gramática

En nuestra faceta como escritores, uno de los problemas recurrentes suele ser el uso correcto de las comillas. Personalmente, yo me encuentro con muchas dudas: ¿cuántos tipos de comillas hay? ¿Cuál usar en cada momento? ¿Cómo hacer para puntuar los diferentes signos ortográficos en el orden correcto? ¿Cómo hago para que el símbolo aparezca en los diferentes procesadores de texto que manejo?

Me llamo Carlos Calleja y escribo cosas. Con este artículo pienso desentrañar los arcanos secretos de la correcta puntuación de las comillas. ¿Te apuntas a descubrirlo conmigo?

Tipos de comillas

Supongo que lo primero que deberíamos aclarar es cuántos tipos de comillas hay. Dentro hilo:

  • Las comillas angulares, latinas o españolas (« »).

  • Las comillas inglesas (“ ”).

  • Las comillas simples (‘ ’).

Pese a que no son las más accesibles en los teclados, las comillas angulares son las recomendadas por la academia para nuestros textos en castellano. Las otras dos, primero las inglesas y después las simples, deberán usarse para entrecomillar partes de un texto ya entrecomillado. Veamos un ejemplo extraído de la propia página de la RAE:

«La RAE citó: “Y el gato dijo: ‘Miau’”».

(Nota: Las comillas simples, escritas de manera vertical, no deben confundirse con las tildes, que son signos ortográficos oblicuos).

El uso de las comillas

Las comillas se escriben pegadas a la primera y a la última palabra del periodo que enmarcan, dejando un espacio antes y después de las mismas. excepto cuando lo que siga a las comillas de cierre sea un signo ortográfico, que no se dejará espacio alguno.

Su principal uso es enmarcar la reproducción de citas con textualidad, sean estas de una frase, un párrafo o varios. En ese caso, se tenía por costumbre añadir una comilla de cierre (») al comienzo de cada párrafo, a excepción del primero, que llevaba, obviamente, comillas de apertura («).

Os pongo un ejemplo sencillo para que se entienda lo que digo:

«La cita se extiende a través de este primer párrafo».

»Y también a lo largo de este segundo párrafo».

(Nota: Esto ocurre también con los diálogos. Si el parlamento de nuestro personaje ocupa más de un párrafo, el segundo y siguientes se suelen señalar con comillas angulares de cierre (»)).

He comentado que este uso se tenía como costumbre, porque actualmente las citas se suelen notar con un cuerpo menor (para los humanos, tabuladas) y sin las comillas.

La cita se extiende a través de este primer párrafo.

Y también a lo largo de este segundo párrafo.

Los extranjerismos se marcarán también con comillas (o con cursiva, que es lo recomendado siempre que el cuerpo del texto lo permita):

—Se acercó a mí con una sonrisa pícara y me dijo «thank you».

—Me desarma cada vez que se acerca a mí y me llama mon amour.

Otro uso que suelen recibir las comillas es el de señalar el carácter especial de una palabra. Esta utilización, que a veces se sustituye por la palabra en cursiva, es frecuente en los textos de narrativa para indicar que una palabra se utiliza con ironía, con fuerza o de forma vulgar:

Parece que últimamente le van muy bien los «negocios».

—¡No volverás a verme jamás! —gritó él.

No hace falta que uses un ejemplo tan burdo para hacer «publi» de tu libro.

También se usan con asiduidad las comillas para delimitar el título de una pieza (artículo, capítulo, cuento, canción, poema, reportaje, etc.) que se encuentre englobada en una obra. Precisamente, como excepción, el título de los libros se suele escribir con cursiva si el texto es en redonda, o en redonda si el texto viene en cursiva:

«Lágrimas» es el primer capítulo del libro La Siembra de Plata.

(Nota: Las comillas no se usan para delimitar acrónimos o nombres propios).

Las comillas en combinación con otros signos de puntuación

Comencemos por decir que el punto se coloca siempre después de las comillas de cierre.

Dicho esto, considera siempre que el texto encerrado entre las comillas tiene su propio sistema de puntuación ortográfica. De ahí que, si el enunciado es interrogativo o exclamativo, los signos de interrogación y exclamación se escriben dentro de las comillas:

                Lo último que le escuché decir fue: «¿Qué pasaría si aprieto el botón rojo?».

                «¡Se me está haciendo eterna esta última semana!», exclamó.

Las notas a pie de página se colocan de dos maneras diferentes en los textos entrecomillados. Si la nota se refiere a toda la cita (todo el texto que va delimitado por comillas), entonces la nota se coloca después de las comillas de cierre y antes del punto.

Rafael Lapesa señalaba que «es muy discutido el posible influjo de las lenguas indígenas en la pronunciación del español de América»[1].

En el caso de que la nota se refiera solo a la última palabra, entonces precederá a las comillas de cierre.

Rodolfo Lenz llegó a afirmar que el habla vulgar de Chile era «principalmente español con sonidos araucanos[2]».

(Nota: Estos dos últimos ejemplos están extraídos directamente de la página de la RAE, en donde podréis consultar en detalle cada caso que se os presente.

¿Cómo encontrar las comillas en nuestro teclado?

Ya he mencionado antes que las comillas angulares no aparecen en el teclado estándar, pero si estás usando el procesador de textos más famoso del mundo, lo que tienes que hacer es ir al menú «Insertar», después seleccionar la opción «Símbolo» y por último «Buscador de símbolo» o «Más símbolos», dependiendo de la versión que estés usando.

De igual modo, se pueden obtener en pantalla (esta es la manera que uso yo cuando escribo en Google Drive) realizando las siguientes combinaciones de teclas:

MAC

  • («) SHIFT+ALT+{

  • (») SHIFT+ALT+}

WINDOWS

  • («) ALT+174

  • (») ALT+175

Nada más por el momento. Como siempre, gracias por llegar hasta aquí. Espero que, a partir de ahora, la colocación de las comillas no suponga para vosotros ningún quebradero de cabeza. Si tenéis cualquier tipo de duda, consulta o pregunta podéis contactarme en carloscallejaescritor@gmail.com y seguirme en Twitter (@callejaescritor). Para todo lo demás, recomiendo que no le perdáis la pista a los cursos que oferta Caja de Letras (@CajaDLetras), en especial los de corrección y estilo, donde podréis aprender, entre otras cosas, el uso correcto de la puntuación, la gramática y el léxico de la lengua castellana.

[1] Historia de la lengua española, p. 545.

[2] El araucano o mapuche es la lengua que hablaban los naturales de la antigua región de Arauco, en la zona central de Chile.

Carlos Calleja

Para los que no me conocéis, me llamo Carlos Calleja. Soy de Madrid, nací en 1980 y esta es mi primera colaboración con Caja de Letras. Espero que no sea la última. La familia me ha acogido de maravilla desde el principio y espero quedarme en ella mucho tiempo. Si tenéis cualquier tipo de duda, consulta o pregunta podéis contactarme en carloscallejaescritor@gmail.com y seguirme en Twitter (@callejaescritor).

3 Comentarios

  1. Enrique Gallud Jardiel

    El artículo es muy bueno. Ha faltado mencionar el uso de las comillas simples para términos metalingüísticos. Por ejemplo: La palabra ‘mesa’ tiene cuatro letras.

    Responder
  2. María Kenna

    Hola Carlos,
    Encuentro sumamente útil tu página de internet. Tengo una duda sobre las mayúsculas. En el siguiente ejemplo el uso de la mayúscula en la profesión es correcto? La profesión está en un renglón independiente.

    Williams Shakespeare
    escritor y poeta inglés

    ó

    Williams Shakespeare
    Escritor y poeta inglés

    Muchas gracias!!!

    Responder
  3. REMAD

    – “Desconocía esos gustillos de (fulano)…¡ve voz! “

    Otro le respondió con chota:

    – “ ( fulano) , a vos te llamo con mi voz, antes que Manolo a vos te corrija por ese voz”

    Mi pregunta es si este último “ voz” debe o no ir entre comillas

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Logotipo Escuela Caja de Letras

Colaboramos con:

Colaboramos con Cursiva

Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Puedes recibir información sobre nuestras actividades y cursos!

    Logotipo Escuela Caja de Letras

    Col·laborem amb:

    Colaboramos con Cursiva

    Subscriu-te a la nostra Newsletter!

    Pots rebre informació sobre les nostres activitats i cursos!

      Posa't en contacte amb nosaltres!

      C/San Florencio, nº 6, 1ºA, 41018, Sevilla
      info@cajadeletras.es

      Informació:

      © 2023 Caja de Letras

      Ir al contenido