Concepción Perea

fomentar la creatividad literaria

Recursos Narrativos

La creatividad es el resultado de un duro y sistemático trabajo, Peter Drucker

Uno de las grandes preocupaciones de los escritores que empiezan es cómo pueden fomentar su creatividad literaria. Cuando no se preguntan cómo encontrar nuevas ideas, se preguntan si las que tienen serán lo suficientemente originales y bien desarrolladas. Huir de conceptos trillados o demasiado familiares para los lectores se puede convertir en una obsesión que puede llegar a bloquear a los autores. La obsesión por la creatividad literaria puede conseguir que dejemos de escribir, víctima de nuestras inseguridades. Algo que debemos evitar a toda costa.

LAS MUSAS Y LA INSPIRACIÓN

Normalmente, se acepta que el escritor, igual que cualquier otro artista, depende de la inspiración, de la llegada de las musas. La palabra inspiración significa, literalmente, «recibir el aliento». La idea proviene de la cultura helena, cuyos artistas creían que, realmente, las musas les indicaban el camino a seguir.

No se trata de negar la idea de inspiración, en cierto en determinados momentos podemos tener ideas que parecen salidas de la nada, pero también es igualmente cierto que esto no es lo habitual. El proceso creativo es un trabajo y como tal requiere organización y esfuerzo.

TRABAJANDO LA CREATIVIDAD LITERARIA

Podría pensarse que las palabras creatividad literaria y trabajo están reñidas. Pero no es así. Es posible buscar métodos para ser más creativos. Habitualmente, se define método como un camino ya establecido que puede recorrerse con certeza porque tiene su destino asegurado.

La creatividad literaria es una cualidad que todos poseemos en mayor o menor grado y puede mejorarse mediante la práctica. Si en un principio no tenemos ideas sobre las que escribir, hay varios ejercicios que pueden ayudarnos a acabar con el síndrome de la hoja en blanco. A continuación, os dejamos algunos ejercicios propuestos por el escritor Gianni Rodari para mejorar la creatividad:

  • El binomio fantástico. Consiste en enfrentar dos palabras escogidas al azar (normalmente un sustantivo y un adjetivo, aunque en realidad se puede usar cualquier combinación que nos guste), usándolas para escribir una historia donde tomen una especial importancia. Por ejemplo: escribir una historia donde «verde Venus» sea un concepto importante.

  • La hipótesis fantástica. Consiste en crear una historia a partir de la pregunta «qué pasaría si…», que se completa con alguna circunstancia nada común. Por ejemplo: ¿qué pasaría si un día me despertase en mitad de la selva?

  • El error creativo. Utilizar un error gramatical cometido para crear un personaje, un lugar o algo que suscite una historia. Por ejemplo: en la Cenicienta de Charles Perrault, el famoso zapatito, inicialmente, habría sido de vaire (un tipo de piel o cuero) y no de verre (vidrio). Pero una zapatilla de vidrio resulta más fantástica y llena de sugestiones que una zapatilla normal, aunque su invención haya sido debida a la casualidad o al error de transcripción. Podemos buscar gazapos en las noticias y tratar de escribir algo con ellos.

LA CREATIVIDAD COMO UN ESTADO MENTAL

Para que estos ejercicios funcionen, lo más importante es que entiendas que debes abrirte a todas las ideas que se te pasen por la cabeza. Si deseas mejorar tu creatividad literaria, lo primero que debes hacer es recompensar a tu cerebro cuando tiene ideas, de modo que siga dándotelas. Si rechazas cualquier cosa que te ofrece, al final dejará de ofrecerte nada.

De un modo similar al del brainstorming, no rechaces inicialmente ninguna idea que se te pase por la cabeza. No hay idea mala; anótalas todas. Más adelante puedes hacer una criba y elegir cuáles te parecen más estimulantes, pero no rechaces ninguna. De este modo estás creando un hábito muy saludable, estás acostumbrando a tu cerebro a ponerse en modo creativo. Y a medida que el hábito se asienta, verás que, al ponerte a escribir, cada vez te resulta más fácil sacar ideas.

LA TEORÍA DE LOS 52 RELATOS

Escribir cualquier cosa, incluso aunque te parezca una idea mediocre, es siempre mejor que no escribir porque estés esperando la idea perfecta. No solo estarás puliendo tu técnica, estarás reforzando tu creatividad literaria.

Ray Bradbury decía que, si escribes un relato cada semana durante un año, es imposible que termines con 52 relatos malos. Al menos uno valdrá la pena. Nosotros es algo que vemos cada año en el Curso de Narrativa.

Nuestros alumnos deben escribir un relato cada semana durante nueve meses. Cuando el hábito de escribir cada semana se ha asentado, vamos viendo cómo las ideas son cada vez más interesantes y originales, más únicas de cada autor, y es muy normal que, a mediados de curso, la mayoría de alumnos hayan dado con un proyecto al que quieran dedicar su tiempo.

Si quieres fomentar tu creatividad literaria, entrena. Busca estímulos que te llamen la atención, deja fluir las ideas sin juzgarlas y trabájalas sin pensar en nada más. Y una vez eso se haya convertido en un hábito, verás lo fácil que te resulta ir sacando nuevas ideas.

Concepción Perea

Concepción Perea Gómez es licenciada en humanidades y tiene un máster en creación literaria. Es escritora, lleva cinco años impartiendo clases de narrativa y forma parte de la organización del Encuentro de Literatura Fantástica de Dos Hermanas. Es la autora de "La corte de los Espejos" (Fantascy, 2013), "El misterio de la Caja Bethel" (Fantascy 2014) y "La última primavera" (Runas, Alianza Editorial 2017).

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Logotipo Escuela Caja de Letras

Colaboramos con:

Colaboramos con Cursiva

Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Puedes recibir información sobre nuestras actividades y cursos!

    Logotipo Escuela Caja de Letras

    Col·laborem amb:

    Colaboramos con Cursiva

    Subscriu-te a la nostra Newsletter!

    Pots rebre informació sobre les nostres activitats i cursos!

      Posa't en contacte amb nosaltres!

      C/San Florencio, nº 6, 1ºA, 41018, Sevilla
      info@cajadeletras.es

      Informació:

      © 2023 Caja de Letras

      Ir al contenido