Nieves Muñoz

Infinitivo, agente doble

Ortografía y Gramática

 Vamos a adentrarnos en los oscuros callejones una gran ciudad, donde las formas verbales poseen una doble naturaleza: vamos a conocer los usos del infinitivo.¡Oh, sí! Esa forma verbal elegante a la par de informal que se viste de traje y acaba en -ar, -er o -ir, y que nos encontrábamos en las tablas de conjugaciones verbales en una esquina, pasando desapercibido, como observando en la distancia.Es una forma no personal y no tiene ni género, ni número, ni aspecto, ni modo… y carece de perspectiva temporal, no existe en el arco del tiempo. Es perfecto para ser un agente doble.¿Por qué es un agente doble? Ya os he dicho que posee doble naturaleza, ya que puede construir tanto sintagmas verbales, como nominales. En la guerra de poder del mundo de la oración, puede estar tanto en un lado, como en el otro. 

Infinitivos verbales:

  1. Perífrasis verbal : constituida por dos formas verbales, una que funciona como auxiliar y recae sobre ellas los accidentes gramaticales (número, persona, tiempo, modo, voz y aspecto) y otra que es el protagonista (aporta el significado principal) y se presenta en una forma no personal. Es decir, una pareja de súper héroes en la que una de la formas verbales carga con el trabajo sucio y la otra no se mancha las manos. El infinitivo es sumamente listo, amigos.

Ejemplo: No debes pensar en eso, pequeña (léase con la voz de Bogart en Casablanca) 

  1. Oración subordinada: porque todo agente doble debe obedecer de vez en cuando a las instancias superiores.

Ejemplo: Tus órdenes son vigilar ese sector de la ciudad. 

  1. Construcción dependiente no oracional (grupo verbal)

Ejemplo: Vimos los barcos partir, sin despedirnos de ella (esto es la letra de una canción que me encanta. No tiene nada que ver con agentes dobles, pero no me he podido resistir a ponerla) 

  1. Oración independiente: porque el infinitivo también va por libre de vez en cuando como buen agente doble.

Ejemplo: ¿Eliminar al topo? 

Infinitivos nominales:

Se dividen en dos grupos y actúan como sustantivos. 

  1. Infinitivos nominales de naturaleza léxica. Se reconocen (la tapadera que tienen deja mucho que desear) porque admiten el plural y aparecen como nombres comunes.

Ejemplo: cantar/cantares, decir/decires, querer/quereresEl cantar de aquel soplón era música para mis oídos.Malos quereres me dedicó aquella espía rusa. 

  1. Infinitivos nominales de naturaleza sintáctica (que realizan esa función). No admiten plural, pero sí artículos indefinidos y adjetivos.

Ejemplo: andar, deambular, olvidar, aprender…Ese andar de matón le delató enseguida.El aprender a pasar desapercibido es vital en mi trabajo, querida.

Usos incorrectos del infinitivo

 

  1. Cuando sustituye a la segunda persona del imperativo.

http://www.rae.es/consultas/infinitivo-por-imperativoIncorrecto: ¡Callar! ¡Callaros!Correcto: ¡Callaos! ¡Callad! 

  1. Infinitivo + se en lugar del imperativo.

Incorrecto: ¡Callarse!Correcto: ¡Callaos! 

  1. Cuando sustituye al presente de subjuntivo en construcciones imperativas negativas

Incorrecto: ¡No romperle los dientes aún!Correcto: ¡No le rompáis los dientes aún! 

  1. Construcciones utilizando sustantivo + a + infinitivo

Está muy arraigado en el habla y en el periodismo, pero es un galicismo. (Asuntos a tratar, problemas a resolver). La RAE nos recuerda ciertas normas para utilizar estar expresiones y nos propone mejores opciones. 

  1. Si nuestra construcción se puede escribir sustituyendo la preposición «a» por las preposiciones «para» o «por», o por el relativo «que», es mejor utilizarlo de esa manera. Ejemplo: Tenemos unos asuntos a tratar, Joe. Mejor: Tenemos unos asuntos que tratar, Joe.

(*) Inciso: la sustitución de la preposición «por» tiene un ligero matiz en su significado. Ejemplo: Cantidad a pagar quiere decir la cantidad completa para abonar, sin embargo, cantidad por pagar es la parte que resta de un pago anterior. La pasta es la pasta, pequeños, y hay que dejar las cosas claras. 

  1. El infinitivo debe ser un verbo transitivo, es decir, que admita un complemento directo.

Ejemplo: El vehículo a huir será un ferrari. Correcto: El vehículo para huir será un ferrari (No se dice huye un vehículo, sino huye en un vehículo) 

  1. Se utilizan sustantivos abstractos como tema, asunto, ejemplo… Sería incorrecto, por tanto, utilizarlo con sustantivos concretos. Incorrecto: la pistola a cargar está en la guantera.

 

  1. Siempre hay que evitar las redundancias ( y podéis comprobarlo en esta entrada: http://www.factoriadeautores.com/neologismos-demas-palabros/), así que hay ciertas construcciones con infinitivo de las que podemos prescindir.

Ejemplo: Estos son los objetivos a cumplir. (Si son objetivos, su razón de ser es que los cumplamos, así que es redundante) Mejor decir: Estos son los objetivos. 

  1. Deber + infinitivo / deber de + infinitivo

Son dos perífrasis verbales que suelen provocar confusiones. 

  1. A. Cuando utilizamos deber+ infinitivo, expresamos SIEMPRE obligación.

Ejemplo: Deben morir todos. Incorrecto: Deben de morir todos. 

  1. Cuando utilizamos deber de + infinitivo, expresamos posibilidad o suposición. Y con este significado también admite la construcción sin el «de»-

Ejemplo: Ya deben haber muerto / Ya deben de haber muerto Hay construcciones que son correctas como el infinitivo preposicional (a saber, a más tardar, a decir verdad… ) que no deben confundirse con las anteriores. Y hasta aquí esta entrada sencilla que no es lo que parece, como una buena película de espías. Y es que iba a ser corta, pero me lío, me lío… y…¡No os fieis de las apariencias! ¡Hasta el mes que viene!

Nieves Muñoz

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Logotipo Escuela Caja de Letras

Colaboramos con:

Colaboramos con Cursiva

Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Puedes recibir información sobre nuestras actividades y cursos!

    Logotipo Escuela Caja de Letras

    Col·laborem amb:

    Colaboramos con Cursiva

    Subscriu-te a la nostra Newsletter!

    Pots rebre informació sobre les nostres activitats i cursos!

      Posa't en contacte amb nosaltres!

      C/San Florencio, nº 6, 1ºA, 41018, Sevilla
      info@cajadeletras.es

      Informació:

      © 2023 Caja de Letras

      Ir al contenido