Anabel Lora Mingote

Doctor Zhivago, libro y película

De la Literatura al Cine

Quizá conozcáis Dr. Zhivago más por su película que por el libro que le dio a Boris Leonídovich Pasternak el Premio Nobel de Literatura en 1958. Y es que cerca de ochocientas páginas dan para mucho metraje.

Antes de entrar en harina, permitidme que parafrasee a Sofía, una de las protagonistas de la serie de televisión Las chicas de oro. Por cierto, si no la habéis visto, os la recomiendo. Año 1976. Únicamente dos canales de televisión en blanco y negro, Navidades, una cría de apenas ocho años sentada frente al televisor. ¿Qué estaba viendo? Una película de casi cuatro horas que ni entendía ni le llamaba la atención, salvo por la música, que era y es espectacular. Esa fue mi primera toma de contacto con Dr. Zhivago.

He de reconocer que mucho más tarde leería el libro, y volvería a ver la película con otro interés. Sobre todo, gracias a todas las anécdotas que hay detrás de la película y de la novela de Boris Pasternak.

Dr. Zhivago, la novela

Puede que hayáis leído la novela de Pasternak y hayáis visto la película de David Lean basada en el libro. O, por el contrario, puede que ni tan siquiera os suene nada de todo esto. De todas formas, voy a intentar que, al menos, os pique la curiosidad. Si además os gusta la investigación, os animo a bucear por esta interesante historia del escritor Boris Pasternak y su Dr. Zhivago.

¡¡Comencemos!!

¿Conocéis los Premios Nobel de Literatura? Solo en dos ocasiones ha sido rechazado por los galardonados. En 1964, lo declinó motu proprio el escritor francés Jean-Paul Sartre. ¿Qué adujo para hacer tal cosa? Una cita que ha quedado para la historia: «Los lazos entre el hombre y la cultura deben desarrollarse directamente, sin pasar por las instituciones establecidas del sistema».

Y el otro escritor que lo rechazó, ¿imagináis quién pudo ser? Efectivamente, el que fuera novelista, poeta y traductor, Boris Pasternak. Ocurrió en 1958. Pero si pensáis que no le hizo gracia semejante distinción, os equivocáis. Fue invitado a rechazarlo por su propio gobierno, el de la Unión Soviética. Sería su hijo, Yevgeny Pasternak, quien en 1989 recogería el premio otorgado a su padre.

¿Qué? ¿Se pone interesante?

Dr. Zhivago, la novela, es mucho más que una historia de amor entre sus personajes principales Yuri, Tonya y Lara. Son un cúmulo de encuentros y desencuentros a través de las descripciones de paisajes, sentimientos encontrados y poesía mientras se busca la felicidad. En el trasfondo de esta historia, conviven varias guerras políticas: la Primera Guerra Mundial y, por si fuera poco, la Revolución Rusa de 1917 y, además, la tristeza y el dolor de sufrir una guerra civil entre 1918 y 1920. Hay que tener en cuenta que Boris Pasternak empezó a escribirla en 1910 y la finalizó en 1956.

¿Es un libro lento? Podría decirse que, al inicio, su lectura es más pausada. A veces resulta un poco liosa con las idas y venidas del Dr. Zhivago. Se introducen muchos personajes, y es crucial el momento histórico en el que están viviendo. Aun así, conforme vas pasando las páginas, gana en interés y profundidad.

¿Os preguntáis qué inspiró a este escritor para su Dr. Zhivago? No hay nada mejor que la vida real. Pasternak nació en Moscú en 1890 y, con tan solo quince años, vivió la primera revolución. Imaginad los sueños e ilusiones de un adolescente truncadas por aquel conflicto. Más adelante, se casaría con Evgenia Lurie, quien fallecería, el amor por su segunda esposa, Zinaida Nikolajevna, y… su amante Olga Ivinskaya.

Por cierto, ¿sabéis que le ocurrió a Olga? Se dice que, para castigar de forma indirecta a Pasternak, fue condenada a trabajos forzados durante cuatro años en prisión (en un gulag).

Publicación de la novela Dr. Zhivago

Pasternak era un poeta ruso muy conocido. Cuando envió el manuscrito para ser leído y publicado, lo rechazaron de plano. Le acusaron de antisoviético. Lejos de amilanarse, decidió publicarlo fuera de su país.

Se lo entregó a un periodista italiano que trabajaba para Radio Moscú. El libro salió a la venta en Italia en 1957. Fue todo un éxito internacional. Sin embargo, hasta 1988 no sería publicado en la URSS. ¿Pero cómo se conoció la obra en su país si no fue publicada allí hasta 1988? Así, de forma resumida, parece ser que la CIA tuvo algo que ver. La introdujeron en la URSS por piezas y a escondidas. Según los documentos desclasificados de la CIA, debieron lanzar una edición en versión original. Se la iban entregando a los soviéticos que visitaban la Exposición General de Bruselas de 1958.

España, tierra hollywoodiense

En los años cincuenta, España estaba de moda, aparte de por sus posibles escenarios naturales de rodaje, por el bajo coste de mano de obra. Hoy en día, todavía se siguen rodando películas extranjeras en nuestro país.

La primera película que Hollywood vino a rodar a España fue Pandora y el holandés errante en 1950, con Ava Gardner y James Mason.

Le siguieron otras como El bueno, el feo y el malo, en 1966; el episodio II de Star Wars, de 2002; El ultimátum de Bourne, en 2007; Exodus, en 2014… y como no, Dr. Zhivago.

Dr. Zhivago, la película

Llevar al cine un libro de casi ochocientas páginas, como es Dr. Zhivago, es una empresa complicada. Resumir en casi cuatro horas de metraje toda la extensión de la historia, sus guerras, el amor, el paso del tiempo… no es fácil. El director británico David Lean, el guionista Robert Bolt y el fotógrafo Freddie Young lo consiguieron en el año 1965.

El resultado fue una muy buena película, con una fotografía preciosa y una maravillosa banda sonora. De hecho, la llamada «Canción de Lara» es muy conocida. Seguro que la habéis bailado o tarareado en alguna ocasión.

Es imposible que quien haya visto la película olvide a sus personajes principales: Omar Sharif como Dr. Zhivago, Geraldine Chaplin en el papel de Tonya Gromeko, mujer de Yuri, y Julie Christie interpretando a Lara Antípova, la joven amante. Hay infinidad de planos cortos donde miradas y movimientos gestuales dicen mucho más que un buen diálogo. Y es que, en algunos momentos, sobran las palabras.

¿Lugares de rodaje? Además de Madrid, Soria, Granada o Salamanca, se rodó en Finlandia y Canadá. Las calles de Moscú se recrearon con un gran decorado en un barrio de Madrid, Canillas. Para darle realismo, se construyó una perfecta reproducción del palacio del Kremlin de 15 metros de altura. Hasta se edificaron unas casas de ladrillo para rodar interiores. El inicio y final de la película se rodó en la presa de Aldeadávila, que tiene 139,5 metros de altura. Por cierto, aparece en unas cuantas películas tanto españolas como extranjeras.

¿Y cómo lograron la nieve…? Entre otras cosas se rodó en Soria por su clima y así recrear la estepa siberiana. Pero… el azar, que es así de caprichoso, quiso que ese año no nevase. John Box, el director artístico, echó mano de su imaginación. Utilizó nieve artificial en forma de polvo de mármol, sal y plásticos blancos. El palacio de hielo, por ejemplo, es una preciosidad. Parece que es nieve de verdad, pero… nada como cera blanca derretida y agua helada para crear semejante efecto. Aunque, al final, para algunas escenas que necesitaban nieve de verdad, las rodaron en Finlandia.

Premios otorgados a Dr. Zhivago, la película

Consiguieron cinco Premios Óscar de un total de diez nominaciones, y cinco Globos de Oro de un total de seis nominaciones.

Y así, con este buen sabor de boca de los premios recibidos, termino por hoy esperando haber despertado vuestra curiosidad.

Os leo en comentarios.

Anabel Lora Mingote

Anabel Lora Mingote (Pamplona, 1969) es informática y diplomada en empresariales. Como su pasión es juntar letras y hacer garabatos que suelen transformarse en algún dibujo, realizó un máster en creación literaria. Ha participado en algunos concursos de microrrelatos de Diversidadliteraria, donde sus textos han sido seleccionados para las publicaciones de (“Microterrores III”, “Poetas Nocturnos IV”, “Haikus III”, “Libripedia II” y “La primavera la sangre altera VI”). Este año, Entelequia Cultura ha publicado la antología “Sustrato” donde puede leerse su relato “Cuatro flores para una mujer”.

13 Comentarios

  1. Esther

    Me encanta leerte Anabel, encima de las cosas que aprendes, lo haces de una manera que siempre te quedas con ganas de más.

    Responder
    • Anabel

      Es muy agradable leer que aprendes además de divertirte. Casi es como un objetivo cumplido. Muchísimas gracias Eshter. Y espero que sigas disfrutando tanto con los artículos anteriores como los que quedan por venir. Un abrazo.

      Responder
    • Fernando Alba Guijarro

      Creí que iba a hablar algo más sobre la novela, que es la que estoy leyendo ahora y me pierdo bastante con tantos personajes que salen.

      La película de David Lean la he visto un montón de veces. Es muy muy romántica, me encanta. Creo que es la mejor película de Omar Sharif y de Julie Christie.

      Responder
  2. Jose ventura traveset

    Me ha gustado mucho tu artículo. Recientemente me leí una interviu a Boris Pasternak que se publicó en el Paris Review y debes saber que era un hombre afable y cuidadoso con los suyo. Y sabes que vivió en la ciudad de los poetas que está a ls afueras de Rusia. Un abrazo . Me has abierto el apetito de volverla a leer. Jose vt

    Responder
    • Anabel

      Sí, he visto alguna entrevista suya y me pareció muy interesante. Recomendable totalmente verla para conocerle más a él y a su obra. Además, ya era un gran poeta antes de escribir este libro. Muchas gracias por tus palabras, Jose. Me alegro que hayas disfrutado de este artículo y de ponerte de nuevo la miel en la boca para leer la novela. Un abrazo

      Responder
  3. Sally Burgos

    Wow! Voy a tener que volver a leerlo, casi no me acuerdo de la trama!
    Y con tus palabras, dan ganas de salir a por el libro ya!!!!

    Responder
    • Anabel

      Me encanta que te haya generado esas ganas por volver a leer el libro, Sally. La trama es muy interesante. Además del libro, siempre puedes volver a ver la película con esos estupendos actores, o decantarte por la serie británica de tres capítulos que se estrenó por el año 2002. Muchas gracias por tus palabras, recibe un abrazo.

      Responder
  4. Mikel

    Ana!!! Una vez más, IN-CRE-I-BLE!!!!
    Da igual el tema sobre el que escribas que siempre consigues captar mi atención y quedarme con las ganas de seguir leyéndote!!! Sigue así!!
    ¿Tu novela para cuándo?

    Responder
    • Anabel

      Eso digo yo, Mikel, la novela para cuándo. Cualquier día os sorprendo. Muchísimas gracias por tus palabras y los ánimos. Me alegra que te quedes con las ganas y así te animes a seguir buceando en estos temas. Un abrazo y espero seguir creándote suspense en sucesivos artículos.

      Responder
  5. Rosa rosae

    Qué bonito es seguirte en todo lo que publicas. Todo merece la pena. Creas cultura!

    Responder
    • Anabel

      Muchas gracias por tus palabras y elogios, Rosa. Un placer acercaros la literatura y el cine desde mi humilde punto de vista. Espero estar a la altura en las siguientes publicaciones. Un abrazo.

      Responder
  6. María fernanda

    Cómo

    Como siempre Anabel me abres con una sonrisa a bucear divertida en el mar del conocimiento, en este caso de un premio nobel de literatura a través de la película que llevó su obra al cine. Muchas gracias por tu hacer.
    María Fernanda

    Responder
    • Anabel

      Muchísimas gracias por tus cariñosas palabras, María Fernanda. Un placer que desde este humilde rincón te saque una sonrisa, y disfrutes de estas entradas en el blog. Espero conseguirlo de nuevo en el próximo artículo. Un abrazo

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Logotipo Escuela Caja de Letras

Colaboramos con:

Colaboramos con Cursiva

Suscríbete a nuestra Newsletter!

¡Puedes recibir información sobre nuestras actividades y cursos!

    Logotipo Escuela Caja de Letras

    Col·laborem amb:

    Colaboramos con Cursiva

    Subscriu-te a la nostra Newsletter!

    Pots rebre informació sobre les nostres activitats i cursos!

      Posa't en contacte amb nosaltres!

      C/San Florencio, nº 6, 1ºA, 41018, Sevilla
      info@cajadeletras.es

      Informació:

      © 2023 Caja de Letras

      Ir al contenido